Sánchez no es monárquico

08 de diciembre de 2021

La relación del presidente del Gobierno con la institución monárquico es inexistente. Se limita a la obligación, por parte del jefe del Ejecutivo de despachar determinados temas con el jefe del Estado, y poco más, básicamente porque Sánchez no entiende su dependencia del Rey, cuando el es que ha ganado unas elecciones.

Compartir en:

Partiendo de ese sentimiento visceral cualquier intento de aproximación es perfectamente inútil y el Gobierno como tal refleja en todas sus actuaciones esta misma actitud, tal y como se ha podido comprobar en la rueda de prensa posterior al Consejo cuando los periodistas han comprobado como la portavoz gubernamental hacia caso omiso a las preguntas de la prensa sobre la situación del rey emérito.
Rodríguez, se ha limitado a desviar las preguntas de los periodistas repitiendo que la posición del Gobierno se limita a "valorar el esfuerzo que desde la Casa Real y el rey Felipe VI hacen por dotar a la monarquía parlamentaria de un mayor ejercicio de transparencia y ejemplaridad". Ni una palabra respecto al rey emérito y su situación actual. Entre líneas, se deja entrever que la relación del Gobierno con la Casa Real se limita a Felipe VI.

Sin embargo, al preguntarle por las intenciones de Sánchez de modernizar la institución que el presidente realizo hace ahora un año, la contestación de la portavoz ha sido otro escueto y frio "ningún avance en esta cuestión",
En contrapartida, si ha quedado para pala posteridad las últimas declaraciones de Sánchez al respecto, en el sentido de que el rey emérito debería dar explicaciones por las informaciones "perturbadoras" que se han conocido de sus actividades económicas, garantizando que no se le va a tratar con "favoritismo". Es ma en una entrevista en La Sexta Sánchez consideró que "sería conveniente que Juan Carlos I dijese efectivamente cuál es su opinión sobre todos estos hechos, que como los califiqué, son informaciones perturbadoras, y que al final socavan la confianza del pueblo español en todas las instituciones". Al mismo tiempo, quiso dejar claro que desde el Gobierno no es está haciendo "ningún ejercicio de favoritismo" con el Rey Juan Carlos por ser quien es y que todos los españoles son tratados ante la Agencia Tributaria, la Fiscalía y el Poder Judicial "de la misma manera".

Así que la posibilidad de un regreso cercano a su casa de La Zarzuela vuelve a alejare y ya veremos que pasa en primavera, porque dese luego, antes de esas fechas Sánchez no quiere a Juan Carlo en España, entre otras cosas porque toda su estrategia de reescribir la historia de los últimos cuarenta años resulta imposible por la simple presencia de su principal protagonista, de ahí que no quiera a la monarquía.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda