Mal lo tienen nuestros hijos

09 de agosto de 2021

La educación siempre ha sido uno de los elementos en lo que un país demuestra cual es su nivel de madurez, como entiende las libertades y que espera de las nuevas generaciones que debe formar y de las que significativamente es responsable.

Compartir en:














Pues bien, los últimos años no han sido precisamente en cumulo de aciertos en este terreno. Las incontables leyes de educación que sin contar con el apoyo de todos han ido implantando cada uno de los partidos que han legado al poder hace del mundo educativo el mayor desastre de nuestra democracia. Y como prueba la ultima “parida” que a la progresía en el poder se le ha ocurrido y que nuestros hijos sufrirán en sus carnes durante muchos años. Y es que según recoge el borrador de Decreto de Educación Primaria que se ha conocido estos día y que entrara en vigor en los próximos meses se promueve la educación afectivo-sexual desde los seis años, tal y como prevé la Lomloe, además de la igualdad de género, la educación para la paz, la educación para el consumo responsable y el desarrollo sostenible y la educación para la salud.
Y ahí no acaba todo, “se pondrá especial atención a la orientación, la educación emocional y en valores y a la potenciación del aprendizaje significativo que promueva la autonomía y la reflexión”,.

Y siguen las paridas, porque otro de los objetivos nuevos introducidos a conseguir entre los alumnos que estaban recogidos en la ley y ahora plasma el Real Decreto es que los alumnos conozcan y valoren a los animales y “adopten modos de comportamiento que favorezcan la empatía y su cuidado”. 

Si para este tipo de imbecilidades mantenemos a no se cuantos desgarramantas que se creen maestros de no se sabe que, mas vale que se vuelvan todos a su casa, y alguien con sensatez no trate de deformar desde la niñez a nuestros hijos convirtiéndoles en unos seres que nada tienen que ver con sus raíces y los principios que rigen el comportamiento humano y la historia de su país.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda