El tándem Sánchez / Ribera camino de arruinarnos

24 de agosto de 2021

La historia de la eclosión de las tarifas eléctricas va para largo, no porque no se pueda hacer nada, que si se puede, que dice Podemos, sino por la inoperancia de esta pareja que nadie sabe cómo pueden ser tan torpes en un tema con el que les pueden perder cientos de miles de votos ya que es un recibo que miles de españoles han de pagar aunque no cuenten con ingresos para ello, o de lo contrario verán como les cortan la luz.

Compartir en:



Y es que con independencia de los escarceos políticos que si¡us socios de gobierno se tren entre manos, resulta que desde Bruselas ya se ha advertido al Gobierno para que utilice  los ingresos por los derechos de CO2 (unos 2.300 millones este año) para «mitigar el impacto sobre los consumidores vulnerables». Y no solo eso, sino que la Comision le recuerda que unas mayores interconexiones con Europa reducirían la tarifa.

Hasta aquí las recomendaciones europeas, pero Ribera, ni se entera o no quiere enterarse, porque lo que si es cierto es que los ingresos figuran como tales en los PGE, pero se dedican a pagar todo tipo de gastos y no precisamente los de la subida de las tarifas eléctricas.
Pero si ese camino no les gusta la Comisión le recuerda a Sánchez y Cia que las conexiones con Francia pueden ser una solución bien sencilla. Basta con querer y comprar energía eléctrica al país vecino con lo que nos ahorraríamos muchos cuartos. Con un detallito la sugerencia quedará ilustrada: hoy el MWh costará 78,99 euros en Francia frente a los 102,06 en España.

«El refuerzo del mercado europeo de la energía y la modernización de las infraestructuras energéticas transfronterizas de Europa contribuirán al aumento de la competencia y de las posibilidades de elección de los consumidores, lo que ayudará a mantener los precios bajo control», señala el Ejecutivo comunitario en la citada respuesta.

Pero es que además, la presión de los ecologetas de turno impide que la energía nuclear española sirva para nivelar estos desajustes en los precios provocados por una absurda asignación de cuotas de consumo a determinadas energías que así nos pasa lo que nos pasa. Bastaría  con cambiar el sistema de subastas para introducir varios escalones de precios en función del coste de cada fuente de energía y así reducir el precio que se traslada al consumidor, pero como eso es una sugerencia de los populares olvídense ustedes de ella.

Sugerencias querida ministra, hay muchas, solo es cuestión de querer arreglar las cosas y por lo que parece, ese no es su plan, así que a pagar toca.
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda