Impresentable

17 de septiembre de 2021

La actuación de la señora vicepresidenta segunda del Gobierno de España no solo es chulesca y barriobajera, sino además impropia de una persona que ocupa el cargo que esta señora ostenta, en el que los intereses personales deben de dejarse a un lado y mirar por el interés general, cosa que hasta ahora no ha hecho.

Compartir en:

Sus ambiciones son dignísimas, pero desde hace tiempo venimos diciendo que es un peligro y cada día que pasa nos reafirmamos mas en esa observación. Hoy ha despreciado a los empresarios en la persona del presidente de la patronal y se ha reído de su jefa jerárquica, la vicepresidenta primera, que en teoría es la responsable del área económica  a la que subir o no el SMI le puede suponer acertar en su política o fracasar.
 
Pero eso a Diaz no le importa. Ella trepa que trepa  para convertirse en la sucesora de Iglesias en ese oscuro mundo filo comunista en el que todo es oscuro y en el que aparecen y desaparecen personajes  con una facilidad pasmosa, pero sin que se sepa muy bien cual es su final., los destruyen
 
De todas formas, y por si le interesa saber que puede suceder tras su acuerdo nada menos que con los sindicatos, que que se sepa no crean ni un solo puesto de trabajo, sino mas bien todo lo contrario, aquí van lo que piensan los empresarios de esa subida de la que tan orgullosa se siente:
•         Casi 1 de cada 2 pequeñas empresas se muestran reticentes a la aprobación de esta medida
•         El 44% de las empresas de menos de 50 empleados sostiene que el nuevo incremento desembocará en una menor contratación
•         El 50% de las empresas piensa que esta subida afectará a la revisión salarial
•         El 32% de las compañías apunta que la subida del SMI incentivará el despido de empleados/as; dato que antes de la pandemia era del 19%.
 
Así que lo tenemos fácil, el smi será el que sea pero los parados irán en aumento, pero eso a ella que es ministra de Trabajo le trae al pairo o le importa un bledo, lo que ustedes quieran.
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda