La mierda siempre flota

21 de septiembre de 2021

La desastrosa y chapucera  gestión gubernamental le va a costar un disgusto a mas de uno y tal y como se demuestra una y otra vez el problema es que la mierda siempre flota y por mucho  que se empeñen una y otra vez en hundir la, siempre reflota. 

Compartir en:

Así, por mucho que se ha echado agua, arena  y hasta cemento sobre el caso de líder saharaui Ghali, tarde o temprano el Gobierno tendrá que contar lo que paso y porque tomo la decisión de dejarle entrar, hospitalizarle y sacarlo por la puerta de atras como si fuese un apestado.
Y es que una vez que la justicia arranca, no hay quien la pare y tarde o temprano alguien tiene que responsabilizarse de los hechos sean estos los que sean.
Así el magistrado Lasala, titular del Juzgado de Instrucción número 7 de Zaragoza, accede así a la petición efectuada por las acusaciones populares tras la declaración como imputado del ex jefe de Gabinete de la titular de Exteriores Villarino el pasado día 13. Según éstas, González Laya pudo incurrir en delitos de prevaricación y encubrimiento.

La decisión del instructor, adelantada por El Heraldo de Aragón está pendiente aún de conocer la fecha en la que González Laya deberá comparecer como investigada ante el juez. Además, el magistrado ha emplazado a declarar, en su caso como testigo, a José María Muriel, ex secretario general técnico del Ministerio de Asuntos Exteriores, que tendrá que comparecer el próximo 4 de octubre.
Y eso no es lo malo, el nudo de la cuestión es que ese tipo de decisiones no las toma un ministro consultando con la almohada, sino que lo hace un Gobierno en su conjunto. Es mas, probablemente se trata en el Consejo de ministros y es este órgano colegiado el que se hace responsable de los hechos.

Y este no es el ultimo caso de este caótico y torpe Gobierno que saldrá a la luz. ¿Se acuerdan de las maletas de los billetes  de Avalos y su amiguita venezolana o de los innumerables trapicheos legales de Campos?

Todos ellos explican el deseo de Sánchez de pone su bota sobre la yugular del poder judicial y así evitar todos estos problemas que le crea, no la fiscalía, sino las defensas populares actuando como acusación y evitar que las porquerías que hacen salgan, una y otra vez, a flote
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda