Sanchez se queda sin su deseado pacto de rentas

05 de mayo de 2022

Últimamente podría decirse y confirmarse que nuestro presidente de Gobierno esta gafado. Ya no le basta con la pandemia, los volcanes o la guerra, ahora le ha llegado el turno al incumplimiento de sus deseos y nada menos que a su petición de la necesidad de un pato de rentas, lo agentes sociales han respondido con la ruptura de las conversaciones.

Compartir en:

De cualquier forma, la ruptura no ha sido fácil, pero sí ha puesto de manifiesto que los sindicato van a la suya, no a la de los trabajadores, y que los empresarios tienen líneas rojas imposibles de ruar, no porque no quieran, si no porque los números de las empresas no son de chicle y la inflación es una cosa muy seria, que adema, a pesar de los deseos de la vicepresidenta económica no termina de frenarse por lo que la cláusula de revisión salarial anual conforme al IPC es imposible de cumplir.
Mientras, la postura de los sindicatos e la de siempre: garantizar el poder adquisitivo de los trabajadores y eso a pesar de que saben que esa postura puede provocar una espiral inflacionista aun mas grave que la que padecemos.

En este contexto, patronal y sindicatos han renunciado (al menos por el momento) a intentar cerrar un acuerdo que sirva de base para un gran pacto de rentas, tal y como les había pedido Sánchez, y dejan solo al Gobierno ante la responsabilidad de tomar medidas para que la inflación no se convierta en estructural.

El problema es que don Pedro tiene tantas cosas en la cabeza, está tan ocupado con su lio personales que es mas que probable que el necesario y bien ponderado pacto de rentas que como una de esas cosas que se guardan en el baúl de La Moncloa para cuando el actual ocupante del palacio lo deje y así pueda que algún “negro” le escriba su memorias mopnclovitas.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda