Las mentiras tienen las patas cortas, y las promesas del político socialista, ni les cuento

Sánchez cada vez mas cerca de incumplir su gran promesa

08 de noviembre de 2021

A la velocidad que transcurre la vida política en nuestro país, es fácil que no nos demos cuenta de la cantidad de promesas e incumplimientos en los que incurren nuestros gobernantes. Cuando están en la oposición se les llena la boca de promesas, al igual, que cuando empiezan las campañas electorales, pero que eso suceda en la vida cotidiana no suele ser tan frecuente. Pero Sánchez no deja de ser una excepción, y nunca mejor dcho.

Compartir en:

En efecto, se acuerdan ustedes de aquello de "me comprometo: cuando acabe 2021 se habrá pagado de luz lo mismo que en 2018", y eso lo decía nada mas y nada menso que en una entrevista en el periódico amigo, que para colmo lo utilizaba como gran titular de su edición dominical, la de mayor tirada semanal. Por si el aviso no lo habían recibido los españoles, una semana después, el señor presidente repetía el slogan ante las cámaras de TVE, en horario prime time de un lunes.

Desde ese momento la pobre Ribera, su vicepresidenta para eso de la ecología, anda como alma en pena por los pasillos de su ministerio , sin saber cómo meterle mano al problema de los precios de la electricidad y patinando una y otra vez, Y es que a mes y medio de tener que cumplir la promesa las estimaciones de consumo de un hogar pasan de haber pagado 199,6 euros en 2018 ha pagar 353,65 euros. La diferencia no es pequeña y en octubre se ha disparado aun mas.

Según cálculos de expertos, que recoge El Periódico de la Energía, un hogar medio, acogidos a la tarifa PVPC o tarifa regulada, acabarán pagando en 2021 una factura de la luz de 945 euros. Esta reciente estimación sí tiene en cuenta todas las medidas del Gobierno adoptadas hasta ahora, como la reducción del IVA y del IEE, o la bajada de los cargos hasta el 4%. Este mismo perfil de consumidor medio y con la misma tarifa pagó en 2018 un total de 784 euros en su recibo eléctrico. Si a ello se le suma un 7% de IPC acumulado, su factura rondaría los 839 euros, por tanto, la diferencia sería superior a los 100 euros.

Para alcanzar el objetivo, la ministra cuenta con el nuevo decreto, pero de momento y tras un primer aplazamiento, puesto que las renovables no están de acuerdo con la tremenda rebaja que se les ofrece para neutralizar la factura, La propuesta fija una retribución a las instalaciones de renovables que operan en régimen primado (el llamado Recore), de entre 57 y 60 euros/MWh, aunque muy inferior de los 199 euros/MWh que se ha promediado en octubre.
Ante esas cifras no es de extrañar la protesta de las renovables y además parece difícil que su efecto llegue al consumidor en unos pocos días.

En definitiva, todo parece indicar que lo de pagar la misma factura que en 2018 no deja de ser otra de las grandes mentoras estrategias de Sánchez, y poco mas. Otra cosa es el coste político que ello suponga en los próximos meses.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda