Diaz abre un nuevo frente de consecuencias desconocidas

08 de febrero de 2022

La cerrazón de la ministra y vicepresidenta por obra y gracia de Iglesias, que no de Sánchez, autora del desaguisado de la reforma laboral que a punto estuvo de ser el mayor fiasco de la historia democrática reciente se ha lanzado, sin esperar a nadie, a la aprobación de su salario mínimo.

Compartir en:

Y es que esta gallega metida a redentora de pobres no escarmienta. Tras su intento de subida del salario mínimo del pasado verano el Banco de España publicaba, bajo el titulo Así lo advierte el Banco de España en el documento titulado “Los efectos del Salario Mínimo InterprofesionaL en el empleo: nueva evidencia para España”, un análisis sobre los impactos nocivos que tuvo en términos de empleo su alza del 22,3% en 2019.
Los diferentes escenarios de análisis llegaban a la misma y contundente conclusión: la subida del SMI en 2019 decretada por el Gobierno de Pedro Sánchez pasó una elevada factura a los trabajadores que percibían esta remuneración en términos de paro y destrucción de empleo y, especialmente, se cebó con los mayores de 45 años, mientras, la creación de empleo disminuyó entre los más jóvenes, al tiempo que se disparó el autoempleo En concreto, la estimación del impacto del alza del SMI en el empleo sería consistente con una pérdida de empleo neta de los trabajadores directamente afectados de entre 6 y 11 puntos porcentuales, lo que equivaldría a un impacto en el empleo asalariado total de entre 0,6 y 1,1 punto porcentuales.

Es decir que por cada punto porcentual de subida del SMI, se produciría un menor crecimiento del empleo de los trabajadores directamente afectados entre 0,3 y 0,5 puntos porcentuales. En este contexto, se pudieron llegar a perder casi 180.000 empleos.

Con esta perspectiva es con la que hay que tomar la decisión no con la electorera que pretenden colocarnos Sánchez y Diaz en aras de arrancar unos cuantos votos de mas en las próximas y venideras citas electorales, no sin ante dar alas a “Mariquita Diaz” en su búsqueda del corpúsculo-oferta-plataforma-partido político que pretende crear

Compartir en:

Crónica económica te recomienda