Otro truco del almendruco

20 de octubre de 2022

Si alguien esperaba que Sánchez fuese capaz de convencer a Macron de que el MidCat era la solución del mundo mundial para arreglar el desabastecimiento alemán del gas que sus propios lideres les han generado estaban muy equivocados. Y el francés no ha perdido la oportunidad de salirse por la tangente y encima ganando cuota de poder, porque es él, el que nos hace el favor a los demás.

Compartir en:

Claro está que Sánchez ha tratado de protagonizar la noticia del cambio de cromos de gaseoducto a tubería sub-acuática, pero de poco le ha valido. Macron no ha dejado lugar a dudas al señalar que
los tres gobiernos trabajarán también en la "intensificación" de las "interconexiones eléctricas y la densificación de estas". El líder galo anticipó que busca que su país rompa con el aislamiento ibérico y pueda así unir la península con el resto de Europa. Es decir es Francia quien se preocupa de nosotros y de nuestros problemas energéticos.
El anuncio llega después del encuentro a tres bandas y para Sánchez es "una buena noticia para España, Portugal y Francia pero especialmente para Europa porque hacemos un ejercicio de solidaridad con el resto y es coherente y consecuente con nuestra apuesta por la transición energética verde", ha resaltado Sánchez ante los periodistas.
La nueva infraestructura transportará hidrógeno verde, pero ojo, tómenselo con calma todos los voceras de Sánchez, porque se trata de momento, de un proyecto y la próxima reunión en la que se empezara a estudiar como meterle mano al proyecto no tendrá lugar hasta diciembre. En concreto hasta el 8 y 9 de diciembre fechas en las que en Alicante se celebrarán la cumbre Euro-mediterránea y allí continuarán trabajando en los detalles finales de esta nueva tubería, especialmente los plazos y el reparto de costos.

Es decir la pelea solo acaba de empezar y el final esta, lejos, muy lejos

Compartir en:

Crónica económica te recomienda