Juegan con fuego

05 de noviembre de 2021

Nuestros políticos no saben construir con honradez y transparencia. Da lo mismo, su origen o su afiliación, nunca están a la altura e las circunstancias, nunca son capaces de hacer las cosas de una manera honesta y clara, de acuerdo con unas normas mínimas que respondan a eso que se llama ética.

Compartir en:

Los ejemplos son tan abundantes que casi no les hacemos caso y nuestra propia concha ante sus actuaciones hace que prácticamente los avatares de la política se reduzcan al mundo del chiste, el chascarrillo o ya en plan moderno a un tik tok con sus risas y todo. Así no le damos importancia a que todo un ministro y secretario general del partido en el poder, organice, según paree orgias y festejos que le sacan los colores a los mas experimentados, o que las vicepresidentas estén jugando con el empleo de miles de trabajadores que pueden quedarse sin empleo para el resto de sus vidas, o que los famosos millones europeos sigan en el aire porque el gobierno en pleno miente una y otra ve y en Europa ya no se creen nada de nada.

Y para colmo del espectáculo, van los otros los chicos buenos y se pelean a la puerta del colegio para escarnio de ciudadanos y espectadores, porque en el fondo es como si estuviésemos viendo un sainete, pero de los malos, de los horrorosos.

Y luego todos ellos querrán ganar unas elecciones, para hacerse con el poder y…
Pero “ so borrico” si no sois capaces de hacer lo fácil, ¿cómo pretendéis que la gente confié en vosotros? Y el buen hacer
Juegan con fuego como si no les importásemos un pimiento y luego pretenden lo que pretenden. O la moral y la ética vuelve a protagonizar la vida política o esto no tiene solución y el populismo de cualquier tendencia e hará con las riendas.

 

 

 

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda