De estómagos agradecidos esta la política española repleta

01 de mayo de 2022

No hay nada mas que ver la fotos de los primeros de mayo para darse cuenta que esto ya no es ya un sindicato que convoca una fiesta para reivindicar derechos. Esto que hemos visto hoy es un guateque de amiguetes que celebran su amistad y su bienestar, por mucho que lo quieran disfrazar de no se sabe muy bien que cosa.

Compartir en:

Y que nadie me lo niegue. La convivencia entre ministros/ministras y ministres con la cupulas sindicales era digna de verse. Y es que lo conseguido por lo sindicatos en esto meses con Sánchez en La Moncloa no tiene parangón en la historia del movimiento obrero español. Vivir del oro del estado como hoy hacen Álvarez y Sordo no se había conocido jama de los jamases.
Y eso, aunque no se sepa tiene u precio que se llama “fidelidad u obediencia debida”. En estas condiciones, ¿tiene sentido una marcha sindical reivindicativa?

Pues mas bien no. Por eso estamos ante un gato superfluo que alguna vez nos deberían de explicar con qué subvenciones se sufraga. Porque los escenarios, los pañuelos las banderolas la megafonía, los viajes de placer de afiliados no son gratis. Es más cuestan o salen por un pico de la cara.

Lo que no se entienden es como personajes ya tan mayorcitos se prestan a la escenificación de su propia inutilidad con tanta claridad. Pero en fin, ellos sabrán si les compensa esta juerga gratuita de su propia rodada hacia lo mas hondo de la economía social a la que claro esta han ayudado de manera notable en u desprestigio.

 

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda