De decreto a decretazo para terminar en batalla campal

09 de agosto de 2022

Lo que parecía y debiera ser un tema de Estado se ha convertido, claramente en un elemento de la batalla política anunciada por Sanchez en la reunión de su Ejecutiva y de la que dependerá el éxito de unos y otro en las próximas convocatorias electorales

Compartir en:

Es decir, lo que parecía un decreto de tapadillo anunciado antes del verano para ser ratificado y completado a la vuelta de vacaciones se ha transformado en la principal pugna política del mes de agosto entre el Gobierno y el primer partido de la oposición.

Los populares, on la presidenta de la Comunidad de Madrid, a la cabeza, -y con el 'sí' de su líder Nuñez Feijóo- centran su crítica para rechazar un plan energético que afirman que será un golpe para los empresarios.
El objetivo de los populares es cargarse de argumentos para tratar de ganar el relato contra el plan de ahorro energético y, además, buscar razones para lograr una victoria en el Tribunal Constitucional, en caso de que al final se recurra el decreto como ha anunciado el PP de Madrid. Sin embargo, y sobre esto último, Génova prefiere mantenerse cauto y solicita una Conferencia de Presidentes y el envío de los dato sobre el impacto económico que tendría el plan de ahorro, datos que por cierto se desconocen y no aparecen en ninguno de los informes que acompañan la propuesta de Ribera.

De la primera, si es que tan siquiera llega a convocarse podría permitir al PP negociar con el Gobierno y arrancar alguna medida que le sepa a victoria. Mientras, Ribera da hasta final de mes a las CCAA para que propongan medidas a un plan del que todavía ella misma no ha desmenuzado y lo mantiene secreto hasta septiembre.
La segunda, es un detalle, no poco importante pero que lo equipo de Ribera mantienen oculto o ni tan siquiera se lo han planteado, que será lo mas probable.

Así que , aunque Podemos quiere convertir la espada de Bolívar en un nuevo ataque a la monarquía, la realidad es que la energía es el debate del verano.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda