Defensa numantina de una esposa vilipendiada

21 de noviembre de 2022

El macho alfa de la izquierda progresista, el desahuciado profesor de la IUCM, Iglesias ha salido en defensa de su propia mujer a la que el mismo coloco en el Gobierno Sánchez cuando el líder socialista comía en su mano para lograr, como engaño al coletas de entonces, el hoy líder máximo de la progresía española para lograr su gran objetivo, dormir en La Moncloacon mando en plaza

Compartir en:

En su intervención en la tertulia de Rac1 Iglesias, con alma cándida como si el nunca haberse roto un plato o hubiese cobrado a terceros para criticar, menospreciar y ofender a media España, ha defendido que detrás de esta presunta campaña contra Montero hay "sectores supuestamente progresistas utilizando argumentos falsos a sabiendas de que es falso para hacer daño". El exlíder de los morados ha sostenido que ha habido "violencia mediática contra Irene Montero", y ha asegurado que esto se ha reflejado en la evolución de los argumentos que se han usado contra la Ley.

"Primero se dijo que la Ley era una chapuza, cuando se vio que no, se dijo que había avisado el Consejo General del Poder Judicial, se dijo no se qué de una disposición transitoria. Cuando se ve que no, se dice que es una buena Ley pero que ha habido fallos de comunicación". Iglesias considera que "ha habido un linchamiento frente a una Ley que estaba bien hecha", y ha añadido que nadie ha sabido argumentar qué habría que cambiar en el texto de la norma para que se aplicase de otra manera.

Pero su defensa no acaba ahí. Y en uno de esos mortales típicos de los prepotentes e ignorantes, Iglesias se permite indicar al TS como debe de actuar para encontrar una salida digna a los problemas que su esposa se ha creado, por torpe e ineficiente ejercicio como ministra, oficio al que nunca debería de haber llegado, sin antes prepararse concienzudamente durante algunos años y no precisamente como cajera o dependienta, oficio contra el que nada tenemos sino como profesional, cuando menos de la política con algún estudio y no de psicología que por lo que se ha visto de poco le han valido.

Pero en fin para esto están los mariditos que presumen y ejercen de protectores y machotes

Compartir en:

Crónica económica te recomienda