SOLUCION SANCHEZ: MAS DINERO, pero como se paga, y quien lo paga

21 de junio de 2022

Tras la debacle electoral los medios puede sufrirían una invasión de propuesta a cual mas peregrina para tratar de tapar el desastre en el que la izquierda en su conjunto ha caído en Andalucía y minimizar los riesgos de una grave comparación a nivel nacional de una y otra situación.

Compartir en:

El problema es que, lógicamente, las propuesta, vengan de donde vega y las haga quien las haga, tienen un coste y eso para la izquierda es un mal menor porque piden y piden y luego ya pagaremos subiendo los impuestos y esas cosas de los endeudamientos que no entienden y que piensan que el dinero llega volando y nunca hay que devolverlo. Y como todos y todas quieren apuntarse a la victoria la ministra de Hacienda trata de subirse al carro, aunque pone matices, porque este gobierno, al menos él área socialista no se puede quedar descolocadla de una medida social que Diaz esta vendiendo sin consultar con nadie pero que le sirve para recuperar espacio para su gran partido, apuesta o lo que sea eso de “sumar” que quiere arrancar de una vez por todas como alternativa a Sanchez.

 

Así que tras un primer análisis la hábil, ultravalorada y vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Díaz, ha propuesto elevar la tasa del Impuesto de Sociedades en 10 puntos a las “grandes empresas energéticas”, para así elevar la recaudación pública alrededor entre 1.500 y 2.000 millones de euros.

A través de un hilo publicado en su cuenta de Twitter, Díaz ha señalado que la inflación está “golpeando a las familias” y que, pese a que el Gobierno actuó con “rapidez y determinación”, las medidas tomadas no son suficientes. “El RDL 6/2022 decae el próximo 30 de junio y tenemos que renovarlo para los próximos tres meses ante la situación de incertidumbre económica global. Es imprescindible reforzar la protección de la ciudadanía y avanzar en medidas que potencien la transición energética”.

 

O sea que la galleguiña no sola sabe de economia, sino también de energías y como no vamos a poder pagar la luz pide “reforzar la protección de la ciudadanía” mediante un cheque de 300 euros que ayude a aquellos más golpeados por la crisis, una medida similar a la de Francia. 

Por si eso no fuera poco tenemos que avanzar en la transición ecológica y en la movilidad sostenible, por lo que apuesta por reducir el precio del transporte público: “Ante el aumento del precio de los carburantes, reducir un 50% el abono transporte”. “Además, proponemos establecer un mecanismo que permita graduar la bonificación al precio de la gasolina y del gasóleo no profesional según el nivel de renta de las personas beneficiadas”

 

Y como el ciudadano se ha empobrecido. Pues que sean las grandes empresas energéticas las que paguen y casi propone  incrementar 10 puntos el tipo de sociedades para recaudar entre 1.500M y 2.000 M€. “Las medidas excepcionales en un momento excepcional nos tienen que ayudar a llegar a ser la sociedad que queremos. Un país que mire al futuro y recupere la esperanza avanzando en el día a día”. 

Y se queda tan a gusto. Como si gobernar fuese meter la mano en el cajón ajeno y llevarse los euros para sus caprichos. Las cuentas de su propio ministerio presentan enormes bolsa de mala gestión, con innumerables gastos injustificados e injustificables. Con solo darle una vuelta de tuerca al gasto no productivo se solucionaría el problema, pero eso es mucho menos vistoso que criticar a las grandes empresas y pasarles la factura a subís accionistas que son los que le h¡guste o no a Diaz los que sufrirían las perdidas de este nuevo rejonazo, que esperemos nunca vea la luz

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda