Nueva rueda de pagos

26 de diciembre de 2021

Que nadie se sorprenda pero a Sánchez no le va a quedar mas remedio que pasar por la caja de sus socios y abonar lo que le pidan si quiere que tano la reforma de la reforma laboral salga a delante y que los presupuestos le dan vida hasta finales de 2023.

Compartir en:

Así esta semana que parecía poder ser una semana políticamente tranquila con todas las cosas en orden va terminar siendo una de las mas complejas de la Legislatura en la que incluso la propia estructura del gobierno podría saltar por los aires, puesto que todo lo acordado puede retorcerse y volverse en contra del propio Sánchez.

Y es que el escenario se ha complicado por culpa de los plazos y la lentitud de uno y otros apurando tiempo y semanas sin darse cuenta de que eso de hacer firmar con el reloj a punto de dar las campanadas esta muy bien para presionar al contario, pero igualmente puede resultar catastrófico para los intereses del que en esta ocasión, ha tratado de rizar el rizo.
Los socios han visto que Sánchez sigue siendo un mentiroso pernicioso y que les promete y les firma lo que le pidan con tal de seguir en La Moncloa, pero luego a la hora de cumplir esas promesas se llama andanas y solo cumple lo que a él le interesa.

Pero hete aquí que esta semana coincide la votación de los PGE 2022 con la aprobación de la reforma de la reforma. Así que o aprovechan ahora para exigir los cumplimientos prometidos o adiós Madrid. Compuestos y sin novia.

Es decir, vamos a tener un espectáculo digno de figurar en los anales periodísticos para comprobar que nos cuesta a los ciudadanos la broma.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda