Tienen ganas de celebración, pero parte de los datos fallan

04 de julio de 2022

Es normal, en el caso de Sánchez, de tirarse de la cama y decirle a lo españoles que lo datos del paro son extraordinarios y que todo va estupendamente gracias a su gobierno progresista fruto de alianzas imposibles y que tarde o temprano terminaran en ruptura, por imposibilidad del pago solicitado por los aliados.

Compartir en:

Pero tras las alaracas sanchistas llega el análisis de los expertos y según estos:

• La afiliación creció en 116 mil personas en junio, hasta los 20,38 millones. Se desacelera siete décimas el crecimiento anual, hasta el 4,35%.

• El paro registrado creció en términos desestacionalizados, en el segundo peor junio desde 2008. Aun así, la cifra de parados se redujo hasta los 2,88 millones.

• La contratación creció un 7,83% en junio. El 60% de indefinidos fueron a tiempo parcial o fijos discontinuos. 41 mil personas firmaron más de un indefinido en junio.

Y cuidado que las chicas de Podemos han sacado el hacha de guerra y se han despachado fijando las rayas rojas presupuestarias. Según ha desgranado la secretaria general del partido, Belarra, tras la celebración del Consejo de Coordinación Estatal de Podemos este lunes, los PGE del próximo año "tienen que ser el hito que permita al Gobierno reorientar el rumbo y recuperar el ritmo. Deben ser unos presupuestos que devuelvan un horizonte político nítido al Gobierno; tienen que ser la prueba del algodón". "No nos parece decente que tras dos gravísimas crisis económicas las grandes empresas y fortunas de nuestro país no hayan aportado ni un solo euro extra a hacer frente a la difícil situación", añadiendo que los que más tienen paguen lo que les corresponde". En concreto, piden fijar un precio máximo para el combustible que complemente la ayuda de 20 céntimos por litro, un fondo extraordinario de 10.000 millones de euros para que las CCAA los dediquen a sanidad y educación, una ley de familias que amplíe los permisos de maternidad y paternidad a seis mese e incluya una renta crianza de 100 euros al mes para cada niño, o seguir bajando el precio del abono transporte hasta que cueste 10 euros en todas las CCAA.

 

Así que la situación mas que para celebraciones y brindis es para ponerse a trabajar y tratar de verdad de corregir los problemas que se nos vienen. La publicidad, señor Sanchez déjela ya en un cajón  de su mesa

 

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda