Viven en un mundo ideal, el suyo y solo suyo

12 de enero de 2022

Entre broma y veras los gestores de la cosa pública viven en un mundo ideal del que solo les saca el abandono. Por las razones que sean, del magnifico despacho que ocupan, no se sabe muy bien porque, porque lo de menos es que sepan de lo que va su cargo y cuando lo saben, muchas veces mejor que estén callados, porque de lo contrario serán cesados,

Compartir en:

Ejemplos de lo dicho los estamos viendo estos dias para todos los gustos. El ministro de Consumo no tiene ni idea de lo que va la juerga, pero como es ministro y salir en la prensa inglesa “da mucho `pote” pues él larga y monta el guirigay, justo en el peor momento de la feria, cuando lo electores tienen que decidir a quien dan su voto y ala: todo patas arriba.

A continuación va el ministro de turno que sabe perfectamente de lo que “ va la vaina” y le pone los puntos sobre las ”ies”. Pero inmediatamente, la gran jefe de la cosa comunista se enfada y dice que ya esta bien, que dejen en paz al chico que tan poco lo ha dicho tan mal y el ministro responsable tiene que cerra la boca y hacer mutis por el foro, o de lo contrario su jefe, el jefe de la cosa socialistas, le funde con su mirada y lo devuelve a la carrera.

Y esto no ha hecho mas que empezar y en las próximas semanas, con la ristra de campañas y negociaciones parlamentarias que se nos viene encima el espectáculo va a ser, cuando menos, dantesco, con todo tipo de dimes, diretes, equivocaciones, acusaciones y dislates de todo tipo y condición. Porque cada uno va a lo suyo y eso del bien común, de las necesidades de los ciudadanos no existe, no está en ningún programa.

Lo que importa es la salvaguarda de ese mundo ideal en el que se han colocado algunos y del que no quieren salir ni con agua hirviendo.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda