La carne abre la campaña

05 de enero de 2022

Todo el mundo debe de reconocer algún merito al ministro comunista que se ocupa de todo menos de defender los interese de lo españoles. quizá porque por el hecho de venir de donde viene y defender la ideología que defiende, lo que menos le interesa son, precisamente, los ciudadanos.

Compartir en:

La razón es bien sencilla. A lo largo de toda su carrera de ascenso dentro del partido, los ciudadanos poco le importaban. Llegado al culmen de su carrea política, -nadie piensa en él como posible presidente del Gobierno o del Congreso- los habitantes de la piel de toro, poco o nada le preocupan, puesto que nada de lo que le pase depende de ellos, ni tan siquiera las próximas votaciones en las que le cartel de su formación, no paree que vaya a ser el de un varón, sino el de una fémina que aglutine siglas y tendencias.

En este contexto, hay que entender que el joven Garzón, nunca confundirle con el maligno ex juez, algo debía de hacer para llamar la atención y volver a ocupar la primera paginas de los diarios recordando la existencia de un pequeño corpúsculo de seguidores de las tesis marxistas y que aunque no deben de ser ni un centenar si están interesados en seguir viviendo, comiendo y bebiendo de los presupuestos.

Y dado que las primeras elecciones de 2022 están a un mes vistas como no montar una mamarrachada y así ocupar ese espacio. No parece que su participación vaya a ser importante en las elecciones castellano/leonesas, pero si las andaluzas se adelantan la osa cambia, así que el pequeño discípulo de Marx puede haber abierto el debate preelectoral interesándose por las vacas, que no por los ciudadanos. pero algo es algo. Teniendo el jefe que tiene al que solo le interesa el Falcon, cualquier cosa es posible.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda