Demasiadas dudas, demasiados camelos

12 de mayo de 2022

Lo peor de unos gobernantes inmersos en disputa de “y yo mas” en lugar de preocuparse por la gestión de su propio ministerio o departamento nos lleva a que ni u aliados naturales, lo sindicato, sepan a que carta jugar y anden como pollo sin cabeza haciendo de polis malos o buenos según se lo manda la señorita Diaz, que para eso esta en la poltrona del ministerio ejerciendo de oyente.

Compartir en:

Pero no es la única que pasa, porque su teórica jefa, la vice primera anda un tanto desorientada con su quehaceres. Nos vende que miles de millones nos van a permitir superar la peor crisis económica de nuestra historia, pero una vez anunciada su petición y su recepción, nadie sabe muy bien que es lo que pasa, pero el hecho cierto es que las empresas, salvo excepciones andan a real y media manta luchando en solitario para poder pagar la nómina de fin de mes.

Y no digamos nada de la tercera vice, la chica de la energía y el cambio climático, que ya no sabe que mentira contarnos, que justifique la gestión ministerial mas inútil de la década, pero cuyas conclusiones nos afecta a usted y a mi, porque los precios energéticos están desbocados y mientras los demás países han puesto en marcha políticas mas o menos eficientes, aquí andamos todavía con el famoso tope y la excepción ibérica. Es decir, chorradas ineficaces como ellas solas, porque que nadie se engañe, lo que nos quiten del tope lo tendremos que pagar cuando el tope se acabe, mas o menos en 12 meses. Así que lo podían dejar como esta y con la llegada del buen tiempo, que, por otra parte, ya está aquí los precios del gas bajaran y todos tan tranquilo.

De cualquier forma, para nuestro desastre de presidente, el jefe de estas tres lumbreras anda en otras batallas como si lo ciudadano fuésemos molino de viento y no pudiese convencer de su brillantez política, pero la realidad es que, eso de salir a la calle después de tantas mentiras dichas día tras día, se ha acabado. A partir de ahora, y tras los últimos abucheos, e encerrará en su castillo de cristal a la espera de que lo independentistas le dejen seguir durmiendo en La Moncloa

Y con este panorama, ¿Qué empresa es capaz de planificar su estrategia tan siquiera a medio plazo?

Compartir en:

Crónica económica te recomienda