Putin y el horror de la guerra

03 de abril de 2022

Nos hemos despertado con una buena noticia: por fin, los rusos abandonaban la capital de Ucrania y nos hemos creído que la cosa empezaba a arreglare y que en poco tiempo el problema estaba solucionado. Nada de eso.

Compartir en:

No solamente la guerra no ha terminado, sino que además empezamos a conocer, aunque solo sea muy por encima, lo horrores que miles de personas han vivido o están viviendo. Que los invasores, a falta de militares que asesinar, se han ensañado con la población civil y que lo de la retirada, no para de ser una estrategia para centrar la maquinaria destructora de Moscú en las poblaciones que de verdad le interesan para su anexión y así completar esa idea imperial que bulle en el cerebro de Putin.

La realidad es que la caída del muro de Berlín fue el inicio de una nueva área geopolítica en la que la influencia estaban por definir y los bandos por fijarse.Con el paso de los años y las sucesivas crisis económicas que se han sucedido se han indo definiendo las primeras líneas maestras de ese nuevo mapa.
Ahora, con el movimiento de nuevo zar parece que se ha aclarado algo mas ese pequeño mapa de un área en la que Moscú quiere hacer lo que le plazca y ser el dueño de vidas y haciendas anexionando o sumando aliados al precio que sea incluso enfrentándose con sus tanques a quien no se sume.

Sin embargo, esta última tesis y su puesta en marcha no le ha salido del todo bien y el precio a pagar puede ser muy alto para todos. Pero ese mismo precio va a tardar muchas semanas en terminar de fijarse y ese tiempo va a ser un tiempo de destrucción total, lo rusos no van dejar piedra sobre piedra y mucho meno testigos. El alcalde de Kiev, Klitschko ha ido muy claro "Lo que ha sucedido en Bucha y en otras localidades de la región de Kiev solo puede describirse como genocidio. Son crueles crímenes de guerra de los que (Vladimir) Putin es responsable", ha afirmado en declaraciones al diario alemán 'Bild'."Los civiles fueron fusilados con las manos atadas. Para el mundo entero, y para Alemania en particular, solo puede haber una consecuencia: no puede ir ni un céntimo más a Rusia. Es dinero de sangre con el que se masacra a la gente. El embargo de petróleo y gas debe imponerse de inmediato".

Después de esto algún político debería pensar que puede hacer para que eto no pase.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda