¿Por qué se recupera el empleo, y el PIB no?

03 de diciembre de 2021

Mientras los principales organismos nacionales e internacionales recortan las previsiones de crecimiento de la economía española en 2021, retrasando la fecha de plena recuperación hasta el año 2023, el mercado de trabajo, por el contrario, alcanza cifras de empleo precrisis, lo que constituye una paradoja y permite al Gobierno sacar pecho y a Sánchez, en particular presumir de “recuperación” en todos aquellos foros en los que le permiten colocar sus frasecitas.

Compartir en:

Pero los expertos que analizan esta paradoja han llegado a la conclusión de que no estamos ante un misterio irresoluble, sino a una serie de circunstancias de nuestro peculiar mundo del trabajo de fácil explicación y que a medio/largo plazo pueden ser muy peligrosas.
En primer lugar, hay que tener en cuenta que detrás de la creación neta de empleo respecto al nivel precrisis hay un aumento de unos 200.000 empleados del sector público, cuyo impacto en términos de aportación al PIB no es significativo, aunque a medio plazo puede tener su repercusión en el incremento del gasto público y por tanto de la deuda.
Por otra parte, en algunas empresas de determinados sectores es necesario una dimensión de plantilla relativamente parecida tanto para alcanzar un nivel de facturación precrisis como a un nivel muy inferior. Es el caso de un hotel, donde es preciso contar con una determinada plantilla, tanto con una ocupación del 90% como del 50%, lo que implicara, como muy bien saben los hoteleros españoles, un comportamiento mejor del empleo que de la producción.

Algo similar sucede con los trabajadores autónomos, que, aunque mantienen en la gran mayoría de los casos su afiliación, y por tanto se contabilizan en las cifras de empleo, han experimentado importantes caídas de la facturación, lo que reduce los niveles agregados de producción. Todas esas causas coadyuvan a explicar la aparente paradoja de la productividad en estos meses de recuperación tras la crisis.

Si estas dos circunstancias citadas se trasladan al mapa laboral se puede apreciar como nuestro empleo depende en una muy buena medida de este tipo de “explotaciones” y por tanto, mucho cuidado con el optimismo cortoplacista de los políticos: no estamos creando empleo, simplemente las circunstancias favorecen la estadística, pero no el crecimiento, que es lo importante.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda