No pasara nada, pero al menos se rompe el molde monolítico

29 de abril de 2022

Muchas personas que habitualmente ha votado socialismo se encuentran desnortados, inquietos ante los tremendos bandazos que el caos Sanchez genera y que les esta haciendo perder una tras otra las elecciones que se han celebrado en lo últimos meses y anuncian nuevas derrotas en Andalucía.

Compartir en:

En estas circunstancias, cualquier movimiento que suponga una sobreactuación pone de los nervios cada día a mas socialista. Hace unas pocas horas Bildu ha salvado el decreto anticrisis del Gobierno Sánchez con sus dos votos justo después de que la presidenta del Congreso, cambiara el reglamento para entrar en la Comisión de Secretos Oficiales dando cabida a la portavoz del Bildu y del resto de grupos independentistas. Una maniobra muy criticada por la oposición, que la circunscriben al intento de Sánchez de apaciguar a los partidos independentistas tras el presunto espionaje con el programa Pegasus, pero que desde el complejo Moncloa y Ferraz han defendido con un prieta las filas llegando a vender incluso el “sentido de Estado” de Bildu por salvar el decreto del Gobierno.

Sin embargo, no todos los socialistas están dispuestos a seguir el argumentario de Moncloa. García-Page, una vez mas se ha referido al caso de la Comisión de Secretos en el Congreso y la entrada de partidos independentistas, criticando su inclusión. "Ahora se pone de moda meter a los lobos en los mismos rebaños que las ovejas, no tiene explicación", ha señalado Page en un acto desde Guadalajara. El barón socialista verbaliza así un descontento de una parte del PSOE por apoyarse en los partidos independentistas y darles acceso a materias tan sensibles como el uso de los fondos reservados o las operaciones del CNI.

El hecho no se puede aparcar sin mas. En esto momento que un barón socialista se atreva a mostrar en publico u diferencia con el líder absolutista, a sabiendas de que las consecuencias puede ser el ostracismo o incluso la aniquilación política requiere cierta determinación y un cierto apoyo de otros barones o de determinadas áreas socialistas, de lo contrario seria una torpeza notable, impropia de un personaje político como García Page. En definitiva, todo apunta que el bloque socialista presenta alguna que otra fisura.

Ahora, habrá que esperar la reacción de don Pedro, al que esta cosas no le gustan ni un ápice. 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda