Sánchez escenifica su insensatez

17 de noviembre de 2021

Moncloa en su afán propagandístico a puesto en escena la ruptura entre agentes sociales, en la creencia de que toda manipulación de estos acontecimientos le favorece al acusar a los empresarios de boicotear la recuperación, la llegada de los fondos y todo lo que se les ocurra a los cerebrines de Sánchez acompañados de los fieles sindicatos, que para eso los pagan.

Compartir en:

Y es que la batalla no va a ser corta, porque son muchos los temas pendientes de negociación empresarios/gobierno y muy escasa la sintonía entre ambas partes. Así, el primer round será la aprobación en el Parlamento del nuevo plan de pensiones de promoción pública que según el Gobierno debería ser sufragado, al menos en una buena parte, por las empresas.
Además, Gobierno, y agentes deberán negociar las reformas de la pensión de viudedad, las compensaciones de cotización de los becarios y como guinda final cerrar lo que quede de la llamada reforma laboral, cuya derogación o no sigue pendiente.

Pero el ambiente no parece estar para muchas bromas. El presidente de Cepyme, Cuerva, ha rechazado la medida acordada ayer para aumentar los ingresos de la Seguridad Social al calificarla de "trágala" que los empresarios no podían aceptar. En sus declaraciones ha respondido al ministro Escrivá, quien acusó ayer a las patronales de no presentar propuestas en la negociación del mecanismo de equidad intergeneracional, reprochándole que "lo que él llama negociación es presentar una propuesta una semana antes de que finalice el plazo de negociación y decirnos que son lentejas".
Por su parte los empresarios vascos de Confebask han mostrado igualmente su rechazo al acuerdo sobre pensiones porque supone un "aumento de las cargas empresariales" y ha lamentado que se insista en "poner plomo a las alas de la contratación y la recuperación". Por si todo esto fuera poco desde la patronal del seguro, su presidenta entiende que justo ahora, “es el peor momento para crear más presión fiscal a la creación de empleo”. "Para la sostenibilidad del sistema de pensiones el mejor mecanismo es un empleo sólido que permita garantizar las prestaciones a través de las cotizaciones.”

Y ahí, es donde está la clave, le guste a Sánchez o no. Y que se sepa, los sindicatos no crean empleo, y el Gobierno, aunque lo haga es acosta de los Presupuestos, con los que finalmente volvemos a lo de siempre: o los empresarios, pequeños y grandes, se dedican a crear empleo o el país, sea el que sea, se va al garete, por muchos desayunos monclovitas que el presidente de turno organice y venda al personal. Es más, habría que recordarle que su jubilación también corre riesgos.

La pelea, en definitiva es otra, es la batalla por el empleo y de esa Sánchez no tiene ni idea, mal que nos pese

Compartir en:

Crónica económica te recomienda