La división gubernamental es tan evidente que la ruptura puede llegar en cualquier momento

06 de marzo de 2022

Todos los esfuerzos por someter a Belarra y Montero a los deseos u objetivos del Gobierno están siendo inútiles. El abandono de las tesis podemitas de Diaz y su desmarque de Podemos como ente político, ha hecho que las dos ministras se muestran aún mas beligerantes en todo lo que se refiere a temas con carga electoral.

Compartir en:

En esto momento nadie sabe cual puede ser el tempo electoral pero en Podemos se tientan la ropa ante un posible adelanto, por lo que cada una de las fuerzas que competirían en esa batalla tratan de hacerse un hueco que les permita mantener las estructuras que les hacen presentes en la vida pública, puesto que no hay que olvidar que tal y como esta montado el sistema democrático español la vida de un partido depende del número de escaños que sea capaz de obtener y hoy hay varias entidades políticas, Podemos y Ciudadanos, que tiene muy complicado su futuro político,

Este último esta prácticamente llamado a desparecer y solo una hecatombe de lo populares podría facilitarles la subsistencia. Pero Podemos, primero esta descabezado, segundo la posible solución Diaz se quiere establecer por su cuenta destrozando las posibles expectativas de mantener posiciones y ser aliado gubernamental con todo el poder económico que les permite sujetar su estructuras y hacer de la lucha de clases un modus vivendi muy agradecido.

Es desde esa perspectiva desde la que se plantea su división de opiniones con Sánchez con motivo de la guerra, o con la carne y mañana será con el color del pelo de las muñecas o el precio de las berenjenas. A lo mismo, el caso es dar la impresión de que la izquierda progresista son ellos y no el Psoe de Sánchez y así recuperar es imagen idílica de hace años de jóvenes idealistas capaces de dar la vuelta al sistema político vigente desde dentro, como i eso no dejase de ser una utopía que solo otros pocos jovenzanos se creen desde su inocencia e inmadurez política.

Así que durante la próximas semanas y meses asistiremos a nuevos episodios de esta estrategia de supervivencia política previo a las convocatorias electorales.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda