Un “no, rotundamente no”, del que no se fía absolutamente nadie

21 de octubre de 2021

Ni el mismísimo presidente del Gobierno que es el que las ha pronunciado ante los diputados en la sesión de control respondiendo a una pregunta del líder de la oposición quien tras conocer la frase de Otegui de que si es necesario aprobar los PGE para que libren a 200 presos etarras, los aprobaran ha cuestionado la fiabilidad de Sánchez.

Compartir en:

“Respondiendo a su pregunta, es un no rotundo”, ha replicado Sánchez “Un no rotundo”, ha reiterado. “Nosotros no hemos utilizado nunca el terrorismo cuando existía ETA, y no vamos a utilizar nunca el terrorismo ahora que no existe ETA, diez años después del fin de la violencia”, ha asegurado el líder del PSOE.
Sin embargo, la dudas son tales que nadie se ha reído la afirmación, puesto que de no ser así, es mas que probable que en unos meses hubiese que convocar elecciones y ese simple pensamiento pone los pelos de gallina no solo a los socialista, sino a todos sus socios que podrían ver evaporarse su actual condición de aliados con todo lo que eso conlleva en este cao de extrema debilidad del partido socialista.

Pero quizá lo que mas apuntale este pensamiento sea la afirmación del ex ministro Mayor Oreja quien en un coloquio universitario y comentado el aniversario de la derrota de ETA ha señalado que, "no se ha derrotado a ETA, ha habido una colaboración con ETA y ahora cogobierna a España. No se ha arrepentido de matar y está a punto de sustituir al partido de toda la vida en el País Vasco, al PNV", Y concretando aún más su opinión sobre todo este entramado ha comentado que
"todo es una farsa y forma parte de un proceso. Ha dado un paso más y le toca decir esto. ¿Hay algo de autenticidad en sus palabras? No, sólo le tocaba decir eso dentro de un proceso en el que yo no creo. Lo que se consigue con esto y con los homenajes a etarras es que las siguientes generaciones tienen el recordatorio de que en realidad todos eran buenos, porque van a tener un poder después de la violencia. Por eso tras estas palabras no hay nada nuevo".

Pero además, y en eso también coincide con Sánchez y sus socios "ETA no solo fue una organización terrorista, fue sobre todo un proyecto de ruptura que quiso destruir España, no solo territorialmente, sino también como nación e hizo de la destrucción de España su proyecto político".

Eso es lo que tenemos y eso es lo que nos gobierna, así que agárrense porque viene curvas y muy peligrosas

 

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda