Madrid como campo de batalla

10 de noviembre de 2022

Las ordenes de Moncloa son explicitas y claras: el enemigo no es Feijoo, sino Ayuso y la estrategia de acoso y derribo contra la presidenta regional es tan evidente que aquí se podría acabar la historia. Pero Sánchez es de los que quiere al enemigo muerto y enterrado, por lo que día tras día tratara de cumplir ese principio que hasta ahora le ha dado tan buen resultado y sino compruébese la ristra de cadáveres que ha ido dejando en su camino y lls qque faltan por llegar.

Compartir en:

En este contexto es normal que su perro fiel madrileño trate cada vez que tiene oportunidad de disparar contra Díaz Ayuso tratando de hacer el mayor daño posible en la imagen de la política popular. Sin embargo, está por ver el día en que esa actividad sea eficaz, porque hasta hoy Lobato no ha conseguido ninguno de sus propósitos. Hoy mismo, y con la manipulada huelga sanitaria madrileña como instrumento Lobato, ha acusado a la presidenta y a su Gobierno de diseñar un “plan para desmantelar la sanidad pública” que se sostiene en datos: Madrid, según Lobato, es la región que menos invierte en Atención Primaria. Ha subrayado que “cualquier madrileño que necesite ir a las urgencias, merece que el centro de salud esté abierto y que nos atienda un médico de carne y hueso y no pantallas de plasma” al tiempo que ha lamentado que mientras la Comunidad de Madrid “despide a 6.000 sanitarios”, la presidenta del Ejecutivo autonómico “se dedique a ir por las televisiones a difundir bulos”. El portavoz socialista ha acusado a Ayuso de estar más centrados “en acabar con el señor Feijóo” que en gestionar la región y ha finalizado su intervención insistiendo en que los madrileños “necesitamos un presidente en Madrid que entienda lo que es ser presidenta de Madrid” y que “no se comporte como una hija de Bolsonaro”.

En su réplica, Ayuso ha afeado a Lobato que dejara entrever en su pregunta que no es ella “quien toma las decisiones” en el Gobierno regional: “A las mujeres del PP nadie nos tiene que decir cómo comportarnos y cómo hablar. No tengo que esperar los argumentarios de Tezanos como en el PSOE. ¿Usted piensa que he llegado hasta aquí porque un hombre me dice de qué tengo que hablar?”. La presidenta ha cargado contra el portavoz del PSOE por estar alentando la huelga sanitaria: “Yo jamás llamaría a una huelga de transportes como ustedes están haciendo en la sanidad. Ni utilizaría el Consejo de Gobierno. Ni enfrentaría a unas comunidades con otras, como está ocurriendo con la Agencia espacial. Ustedes no hacen nada para defender Madrid”. La presidenta madrileña ha asegurado que “el problema de Madrid es Pedro Sánchez”.

Y esa es la realidad. El problema de los madrileños se llama Sánchez y sus deseos desbocados de poner la bota sobre el cuello de quien le ha derrotado y le ha impedido hacerse con el poder en la capital. Todo lo demás son fuegos de artificio para disimular y ocultar errores, manipulaciones, y un desgobierno generalizado que puede terminar siendo la ruina para toda España y no solo Madrid, pero para ver que pasa habrá que esperar varios meses.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda