.Despilfarra, que alguna migaja ya queda para los otros

19 de abril de 2022

La historia de sanchismo se puede reducir a una frase, o a un modo sencillo de comportamiento que es el de pedir a toda la sociedad que se apriete el cinturón para afrontar las consecuencias económicas de la guerra, pero él hace todo lo contrario.

Compartir en:

Y así, en el imperio del despilfarro en el que no hemos convertido cualquier cosa es valida y cualquier anécdota es utilizada como elemente de distracción para no hablar de lo importante y para ello cada vez son mas la personas y los sistemas que trabajan para no se sabe muy bien que, puesto que los números de nuestra economía están de rodada y no hay quien los pare. Incluso ya, por fin Sánchez ha reconocido que tendrá que revisar sus previsiones por que pintan bastos, lo cual no quiere decir que vaya a reducir el gasto público, No ese es tema tabú, y ni que se lo pida el mismísimo Feijoo a cambio de un pacto, ni que lo diga la mismísima presidenta europea. Lo nuestro es gastar.

Así que seguiremos despilfarrando en amiguetes y recomendados que llenan los 22 ministerios. Y es que eso de ser asesor es fundamental. Como su propio nombre indica, se encargan de asesorar a los políticos sobre las materias en las que sean expertos. Con otras palabras, apoyan, coordinan y definen la implementación de las decisiones. El artículo 12 del Estatuto Básico del Empleado establece que el personal eventual “solo realiza funciones calificadas como de confianza o asesoramiento especial, siendo retribuido con cargo a los créditos presupuestarios consignados para este fin”.

Y pasmese, este gobierno. tenía 764 asesores en 2021, según el Boletín Estadístico del Personal al Servicio de las Administraciones Públicas, realizado por el Registro Central de Personal. Esto supone un aumento interanual del 23,6%, puesto que en enero de 2020 había 618 asesores. Con esta cifra, el Ejecutivo de Sánchez ha batido el récord de contratación de personal eventual. En el Gobierno de Aznar se llegó a contar con 460 asesores, en el de Zapatero, que hasta ahora era el que más asesores había tenido, se alcanzaron los 648, y en el de Rajoy fueron un total de 599 personas de confianza.

Ahora eso si, usted tiene que pagar el desastre de política económica con el sudor de su frente y renunciando a un montón de necesidades, incluso vitales, para todos ellos disfruten de un espléndido puesto de trabajo remunerado. Y todo ello in mencionar la cosa de vuelo, veraneos y demás caprichos de nuestros gobernantes.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda