La culpa la tiene Putin

07 de marzo de 2022

Para este gobierno nuestro, que unos cuantos millones de españoles votaron sin saber la irresponsabilidad que cometían todos los males que se nos vengan en cima en los próximos meses y que tendrán consecuencia los próximos años serán cual para de Putin, no de la errática gestión de don Pedro que ni sabe que hacer, ni que decir y que, claro está, es incapaz de enfrentarse a una crisis como la que se nos viene encima.

Compartir en:

Evidentemente, los datos son escalofriantes y las consecuencias de la guerra de Ucrania puede que lleguen a ser devastadoras pero al patéticamente ocupante de La Moncloa no se le ha ocurrido todavía ni una sola solución que nos permita enfrentarnos a esta situación con algún a que otra arma. Mientras, eso si, añada en peleas internas con sus aliados que, una vez mas le están haciendo una “cama” de la que ni se va a poder escapar, si no es con una disolución del Gobierno.
Belarra y Montero ser la tienen jurada, y no van a parar hasta forzar una situación insostenible, en la que no quede mas remedio que la disolución del Gobierno. Y aunque la culpa sea de Putin, le va a ser muy difícil explicar como se ha llegado a ese conflicto político, ademas de hacer imposible la convivencia de los ciudadanos con una inflación galopante y un castigo de las economías domesticas que muchas familias no pueden aguantar.

Evidentemente, la locura de Putin es la razón inicial de los problemas, pero la gestión de un Gobierno preparado para gobernar es hacer frente a esos problemas y aquí estamos por verlo.
El Gobierno sigue recaudando miles de millones extras por la subida de los precios energéticos, pero los ministros guardan silencio, no toman decisiones y el país naufraga. Los informes dirigidos de expertos amigos terminan recomendando nuevas subidas de impuestos que veremos haber quién puede pagar.
Al tiempo que prácticamente se nacionalización encubiertamente empresas vi subvención o recuro europeo en busca de un nuevo grupo de empresas nacionalizadas o INI encubierto esta ya presente en nuestra economía.

Es decir, la gestión gubernamental es justo la contraria de la que la experiencia aconseja, pero eso a ellos no les importa. Lo suyo es conservar lo adquirido y llegar a una posible convocatoria electoral con resortes económicos que les permitan jugar otras bazas.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda