La puntilla final

03 de marzo de 2022

La noticia de que la tarifa eléctrica supera los 410 € va a ser la puntilla para el Gobierno Sánchez y sus previsiones, aunque seamos todos los españoles lo que de verdad suframos y paguemos la consecuencia de la barbarie de Putin y de la torpeza de un Gobierno empecinado en no ver lo que nos está pasando y creer que el márquetin político lo soluciona todo.

Compartir en:

Ahora, cuando ya e evidente el caos económico hacia el que nos dirigimos, primero Sánchez y después sus tres muñecas económicas reconocen que vienen mal dadas y que España lo va a pasar mal o muy mal. El problema es que con palabrería no se soluciona nada y hete aquí que sin olerlo ni beberlo este mismo viernes vamos a tener que pagar la luz a precio millonario, pero eso como todo desde que Sánchez esta en el poder es culpa de otro, en este caso e Putin. Y así un día y otro, porque lo de la luz lleva siendo noticia meses, pero la medidas que se toman son auténticos parches que ni tapan el problema y mucho meno lo solucionan.
En este caso concreto el presidente de Iberdrola lo ha dicho muy claro en Bilbao. Según Galán, es hora de hablar de una ve por todas de la independencia energética y mientras Europa y España no se lo tomen en serio estaremos en manos de terceros que nos apretaran las clavijas, cuando quieran y como quieran sin importarles las circunstancias. Y si hoy el problema es el gas, mañana será cualquier otra fuente de energía que no podamos administrar con independencia.
Y luego se nos vienen encima lo problema derivados de esa situación, la inflación, la caída del poder adquisitivo, la brecha económica, el empobrecimiento de la población y la cascada subsiguiente a nivel país: endeudamiento, déficit, escasez de recursos y todo lo que a usted se le ocurra, pero eso será culpa de la ultraderecha que no deja hacer a la posmoprogre una gestión de gobierno de izquierdas de la cosa publica y eso que llevan mas de dos años en el poder y sin oposición que le moleste.
Así que todos avisados. Abróchense los cinturones que vienen curvas y que curvas.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda