A cualquier cosa llaman presupuestos

26 de noviembre de 2021

Los aplausos ocultan el grave error de unos PGE que nacen mintiendo y engañando. Todos parecían contentos al contabilizarse los voto a favor y en contra de estos presupuestos, pero puede que el susto y los errores tengan que ser corregidos por este mismo Gobierno y ese si que va a ser el momento de las risas.

Compartir en:

Partiendo de la base de que estamos ante unos presupuestos viciados desde su nacimiento, no hay nada mas que revisar su cuadro macroeconómico y compararlo con las previsiones de toda la entidades que se dedican a ese tipo de análisis, para asegurar que ninguno de los parámetros asumidos pr el Gobierno se cumplirán. Partiendo de la base de que estamos ante unos presupuestos viciados desde su nacimiento, no hay nada mas que revisar su cuadro macroeconómico y compararlo con las previsiones de toda la entidades que se dedican a ese tipo de análisis, para asegurar que ninguno de los parámetros asumidos por el Gobierno se cumplirán.
Pero es que, a su vez los cálculos sobre los ingresos, que se apoyan, en los datos de partida son inalcanzables. Y no digamos nada de lo que puede pasar si los dineros de Europa se retrasan o no llegan. La explosión se llevaría por delante no solo al Gobierno Sánchez, sino a los insensatos que le han apoyado  y a los millones de españoles que dependen de las cuentas públicas:; funcionarios, parados y jubilados. Ahí es nada
Eso si, la propaganda gubernamental, que para ella si hay dinero  espuertas afirma que:• Los PGE han conseguido el apoyo de once partidos políticos en la Cámara, lo que es muestra de la capacidad de diálogo del Gobierno y que son la herramienta que hará posible la  recuperación justa combinando una inversión social récord y una inversión productiva inédita. 
¿Se lo creen ustedes? Pues si hasta ese nivel de estulticia hemos llegado en España. Y lo peor de todo es que los que cometen estos desmanes nunca responden de sus felonías. Simplemente se van a casa, eso si, normalmente con el “lomo forrado”

Compartir en:

Crónica económica te recomienda