Cada día está mas claro, el peligro para Sánchez no es Casado, sino Diaz

14 de noviembre de 2021

Mientras el presidente se cree todas sus mentiras ante cientos de fieles que le aplauden de región en región como si de verdad eso de que los datos económicos de España avalan el "crecimiento económico" del país, o de que "España va mejor y garantizo que el año que viene estará aún mejor de lo que está hoy", su vicepresidente Diaz presenta su encuentro 'Otras políticas', que ha reunido a cinco líderes políticas de izquierda, en el que ha asegurado que se trata "del comienzo de algo que va a ser maravilloso" y ha defendido que "otra forma de política" es posible.

Compartir en:

Es decir, el mal de La Moncloa ha hecho presa de Sánchez y mientras el se repite mas que el queso de cabra con eso de,
"habréis escuchado a la oposición decir que España está en quiebra, en banca rota, y la pregunta es bien sencilla: ¿España se está recuperando o está en quiebra? Los datos están ahí, en la vacunación, en el empleo, en el crecimiento económico. España va mejor y yo garantizo que el año que viene estará aún mejor de lo que estamos hoy", Díaz presenta 'Otras políticas' arropada por lideresas de izquierda en Valencia

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha sido la protagonista este sábado del encuentro 'Otras políticas', que ha reunido en Valencia a cinco líderes políticas de izquierda, en el que ha asegurado que se trata "del comienzo de algo que va a ser maravilloso" y ha defendido que "otra forma de política" es posible. "No hemos hecho más que un humilde acto que ha desbordado las expectativas", ha afirmado la ministra, que ha sido recibida con numerosos aplausos y al grito de presidenta al inicio de su intervención en la charla criticando duramente todo el tema de las pensiones, con una intención clara, poder descabalgarse cuando quiera e la gestión del gobierno del que forma parte y con el que no comparte ni un solo proyecto, pero que le ha servido para ser la lideresa de la izquierda progresista y dejarle a Sánchez con un palmo de narices, y no al contrario como hasta ahora ha podido llevar a cabo el líder socialista.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda