Entramos en fase “lavado de cerebros” y ocultación de nuestra triste realidad

01 de junio de 2022

Lo decíamos ayer, “el problema so tonto es la economía” y no es por que seamos importantes, pero el gobierno parece haber acusado el golpe y ha puesto su potente maquinaria a elucubrar como justificar lo injustificable, porque sus errores son públicos y notorios, pero tratara de minimizarlos echando la culpa de nuestra maltratada economía al primero que pase por la puerta.

Compartir en:

Desde Moncloa se quiere trasmitir poderío, si el "El PP quiere hablar de economía, pues vamos a hablar de economía", amenazan; pero por mucha manipulación que intenten, los errores son tan descomunales y las cifras tan abracadabrantes que le va a ser muy difícil “guardar la ropa” y de paso frenar el avance de PP y Vox en Andalucía y no digamos nada del año que viene.
De momento, parece que la estrategia pasa por silenciar las diferencias y broncas con Podemos y todo su contexto y tratar de utilizar a los segundos niveles para que expliquen los avances y logros económicos. Así, por ejemplo, la inflación no es un problema español, es un problema europeo y España, con el 8,7% en mayo, no es de los países peor parados. Por comparar: Alemania, 8,7%; Países Bajos, 10,2%; o Bélgica, 9,9%. El consuelo que esgrimen en Economía es que "de los 19 países de la Eurozona, hay 11 con una tasa de inflación superior a la española".

Tras unos cuantos de estos endebles argumentarios con los que tratará de lavar nuestros cerebros los estrategas de Sanchez van a tratar de "poner en valor la respuesta que está dando el Gobierno a los problemas de las familias más necesitadas". Y comparar, de paso, la actual gestión con la que hizo el PP en la crisis de la pasada década. El cambio ya se empieza a percibir, la portavoz, tras el consejo dejo caer eso de "somos un Gobierno con un claro compromiso social"; "mandamos un mensaje de tranquilidad: trabajamos para proteger a los españoles"; "este Gobierno ha demostrado que gestiona las crisis con solvencia".

Para completar, la estrategia los ministros se referirán a la 'venta' de medidas como las incluidas en el paquete antiinflación aprobado en marzo. El descuento de 20 céntimos a los carburantes, la ampliación del bono social y térmico o el incremento del Ingreso Mínimo Vital. El objetivo es "dar una respuesta justa a los españoles" ante esta crisis a la que no se le ve fin. Se trata, en definitiva, de "proclamar los éxitos", asumiendo que existe un problema a la hora de comunicar los avances.

Y todo eso sin darse cuenta que el día a día del ciudadano es comprobar en propia carne como los datos van a peor y que los argumentos exculpatorios requieren mediadas estructurales que este gobierno, ni sabe cómo, ni cuando son necesarias para rectificar el camino hacia el pozo al que el cuarteto gubernamental, Sánchez, Calviño, Diaz y Ribera nos encaminan

Compartir en:

Crónica económica te recomienda