El trilero, termina peleándose con todos y cerrando el chiringuito

02 de junio de 2022

Las habilidades de Sánchez de engañar, manipular, mentir, incumplir promesas y anuncios rimbombantes para el pueblo, o simplemente cambiar de opinión y decir lo contrario en pocas horas son reconocidas en cualquier ámbito en el que el susodicho personaje haya actuado. Otra cosa es que esa situación se pueda mantener eternamente, porque eso ya es otro garcia mucho mas complejo y complicado en el que entran otros factores.

Compartir en:

Y este es el caso. Hasta ahora, don Pedro se ha servido de sus socios o de la oposición para ir sacando adelante sus proyectos. Pero en estos momentos, la prórroga del decreto anticrisis del que ha hecho alarde pensando en arrancan votos andaluces y taponar la sangría que produce su candidato y el mismo cada vez que celebran un mitin, ha logrado el milagro: sumar la negativa del Feijoo y del tándem Diaz/Belarra.

El gallego ha sido muy claro: “el Gobierno no ha atendido ninguna de las peticiones del PP. Además, los fondos europeos no llegan. Pero esto no es lo único. Tampoco sabemos nada sobre cuándo va a llevar al Congreso el tope del gas, que llega ya varios meses tarde mientras seguimos pagando la electricidad a precios desorbitados". Desde el partido advierten que solo si incluyen sus medidas fiscales (deflactar los tramos del IRPF, reducir el gasto burocrático y destinar el 7% de los fondos europeos a incentivos fiscales) salvarán su decreto este mes de junio.

Ahora bien, luchar contra la oposición es admisible en cualquier democracia, pero que tus propios socios te pongan zancadillas es un escándalo, al que nos hemos acostumbrado, pero que en cualquier otra parte sería una crisis de gobierno automática. Sin embargo, la vicepresidenta Diaz y la ministra Belarra están dispuestas a amargarle los días al habitante de la Moncloa y desde el ministerio de Derechos Sociales han presentado sus primeras propuestas de cambios al decreto al que se ha sumado Diaz y su cohorte para mejorar eso que llaman “escudo social” de las clases mas desprotegidas y ahí entra el lio anunciado por el bocazas de Garzon de que los céntimos de subvención al combustible ha de estar en función de rentas. Pero ahí no acaban las discusiones, Belarra que no tiene ocupación reconocida como ministra goza de mucho tiempo libre para enredar. Así que ni corta ni perezosa ha propuesto tres grandes medidas, subir las pensiones no contributivas, que son las más bajas, con el IPC en julio; un fondo especial para financiar un bono transportes unificado en toda España de 10 euros y una reforma del bono social para llegar a un mayor número de familias.

Como nos sobra el dinero, pues ala a despilfarrarlo. Y mientras Sánchez durmiendo en La Moncloa, en su colchón nuevo

Compartir en:

Crónica económica te recomienda