Con optimismo, las cuentas cuadran, pero la realidad es otra

06 de octubre de 2022

La ministra de Hacienda se muestra contenta y satisfecha por haber logrado negociar y pactar con la oposición presente en su propio Gobierno los presupuestos del año 2023, lo cual no deja de ser una enorme paradoja, pero oculta uno de los grandes problemas que este documento encierra: los gasto se cumplirán y sobrepasaran, pero los ingresos mucho no tememos que ”nasti de plasti”

Compartir en:

De entrada, las cuentas de Hacienda estiman que la ratio de deuda sobre PIB se reducirá hasta el 112,4%: Para ello debe cumplirse el crecimiento del cuadro económico sobre el que soporta este dato y en estos momentos ni el Banco de España, ni el BBVA, de momento son los dos primeros entes que han emitido un juicio obre lo que nos espera en 2023, comparten ese optimismo y rebajan el crecimiento al uno y pico por ciento
Ysi eso es así, parece normal que la deuda que trata de taponar el Tesoro con sus subastas se vea incrementada hasta unos nivele superiores al ocho por ciento, alcanzando según algunos cálculos los 256.930 millones de euros.

En este contexto el Gobierno ha sido más optimista que el Banco de España y que el consenso del mercado, al ver el euríbor a tres meses en el 2% en 2023, frente al 2,9% del supervisor bancario y a niveles cercanos al 3% que proyectan los inversores cuando se observa la cotización del futuro.

En fin que hay tendremos un problemilla de desviación notable, pero no importa porque a Montero todo le cuadra y adema es que para cuando surjan los problemas ya no estará en el despacho de la calle de Alcala.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda