Nueva dimisión en el equipo Sánchez, ¿para cuándo la crisis?

19 de julio de 2022

Segunda dimisión en el entorno socialista en dos días. La fiscal general del Estado, Delgado, presenta su renuncia al frente del Ministerio Público, poco después de reincorporarse de una baja médica por una operación en la columna vertebral, y tras un mandato de dos años y medio marcado por las críticas.

Compartir en:

Estas dos dimisiones ponen de relieve una profunda crisis en el entorno mas próximo al presiente del Gobierno que en pocos días se queda sin apoyos tan fundamentales como lo de la estructura de partido o en el ministerio fiscal.
Las elecciones andaluzas pueden haber sido el detonante de esta nueva debacle socialista no prevista por la presidencia y que además está cogiendo a contra pie a prácticamente todo el entramado socialista

De cualquier forma, hay que tener en cuenta que el pasado 20 de abril de 2022, Delgado se sometió a una intervención de urgencia en la columna vertebral, que le obligó a estar un mes de baja laboral, incorporándose a finales del pasado mes de junio con la convocatoria del nuevo Consejo Fiscal, órgano asesor de la Fiscalía General. Debido a que la dolencia en la columna obligará a realizar nuevas intervenciones quirúrgicas, Delgado ha decidido presentar su renuncia en una carta remitida a la ministra de Justicia, en la que expresa su voluntad de apartarse de las responsabilidades como fiscal general del Estado por motivos de salud.

Según se explica en un comunicado oficial del Ministerio Público, Delgado ha subrayado lo difícil de una decisión en la que ha tenido que conjugar su inequívoca vocación de servicio público con un alto sentido del deber y responsabilidad, lo que le ha llevado a la convicción de que no se encuentra en las condiciones físicas exigidas para tan alta función. Asimismo, ha afirmado que "el balance de estos dos años y medio de mandato es satisfactorio". "Se han cumplido los objetivos del proyecto, en el que se han logrado hitos históricos para la carrera fiscal y la justicia española y un cambio de paradigma en la Fiscalía centrado en la transparencia, los valores democráticos, los derechos humanos, la perspectiva de género y la protección de los más vulnerables".

La situación se complica y los repuestos escasean, porque a estas alturas no todos están dispuestos a tragar con lo que haga falta, Es decir, participar en un equipo de Gobierno con escasas expectativas de continuar en el puesto es complejo y dificulta la renovación necesaria para crear nuevas ilusiones.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda