Una portavoz, perfectamente prescindible

17 de marzo de 2022

Para ser ministro del Reino de España no debería de basta con ser una niña mas o meno mona , afiliada a un partido desde jovencita y que ha hecho méritos en una carrera política de provincias obedeciendo ciegamente las consignas emitida desde la central del partido, sea este de derechas o de izquierdas. Porque al hacerlo así, nos pasa lo que no pasa que aquí vivimos en un continuo naufragio y fuera, allende lo Pirineos como se decía antes, somo un cero a la izquierda.

Compartir en:

Que a esta alturas del siglo XXI una ministra portavoz, relajada ante sus fieles seguidore apunte a la "ultraderecha" como causante del paro del transporte, no es que sea ridículo es que e para cesar a la incompetente ministra- portavoz obre la marcha y sin indemnización. Pero eso es lo que ha dicho esta señora en un acto del PSOE en Sevilla, añadiendo que se trata de actos violentos que generan inseguridad a los transportistas que quieren trabajar, un "boicot en toda regla".

Y es que como ella no estaba en Madrid en el momento que el Gobierno del que ahora forma parte aprobó aquello de que los piquetes son una cosa sana y no hay porque perseguirles cuando incomodan a sus compañeros que quieren trabajar, pues nada a cargar contra ellos por vándalos, porque ahora si incomodan al Gobierno progresista socio-comunista
Y ya por si faltara poco para expulsar a los huelguistas de España ha asegurado que hay reacciones "orientadas" por los posicionamientos de la ultraderecha con acciones minoritarias de transportistas que están "boicoteando" al resto de trabajadores y del sector que intentan garantizar los alimentos de primera necesidad.

Mientras no tendremos que aguantar pagando lo combustibles y la luz mas cara de nuestra historia como mínimo hasta el día en el que la CE tome alguna decisión, porque lo que es este Gobierno se muestra tan superado por las circunstancias que Sánchez se ha ido de viaje para ocultar su incapacidad de gobernar cuando tiene que hacerlo, e decir cuando hay dificultades.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda