España un país sin problemas

24 de mayo de 2022

La actuación de Sánchez en el foro económico de Davos da la sensación de que España es una maquina perfectamente engrasada que tira de una economía que, no solo crece, sino que además es capaz de superar las pruebas que se nos avecinan como los nuevos tipos, la desaparición, en un año, de la rebaja fiscales de las que disfrutamos o la larga duración de la invasión de Ucrania.

Compartir en:

Nada de eso es capaz de frenar el insensato optimismo del jefe de Gobierno, que, además, de a todo eso debe enfrentarse a unos ocio suicidas y antisistema capaces de dejarle en la cuneta en el momento que deje de pagar el elevadísimo peaje de cada día o cada proyecto de ley, que para el caso es casi lo mismo.
En ese ambiente y ante un publico que desconocen la realidad ha afirmado que los fundamentos de la economía española "son bastante fuertes". Sánchez ha señalado que las previsiones del Ejecutivo apuntan a un crecimiento del PIB del 4,3% en 2022, mientras que ha destacado que la evolución del empleo "es bastante impresionante", con más de 20 millones de ocupados, una cifra que no se alcanzaba en España desde hace años. "Nuestras previsiones apuntan a un déficit inferior al 3% del PIB para 2025 y una deuda pública inferior al 110% del PIB", ha recordado para subrayar el compromiso del Gobierno con la consolidación fiscal y la transición hacia una economía verde en España.

¿Se puede presentar un panorama mas halagüeño que ese?
Sin embargo, usted y yo sabemos que unos números fríos, dichos en un ambiente relajado, ni la presión de los problemas del día a día que toda gobernanza comporta suenan a música celestial, pero es bastante previsible que los asistentes al foro, todo ellos responsables de empresas de cierto nivel conocen cual es la realidad de un país como el nuestro en el que el empleo es un tanto precario, la agricultura esta manga por hombro, la industria no puede con unas tarifas eléctricas insoportables y la educación, soporte necesario para cualquier desarrollo futuro esta en franca decadencia por las múltiples y variadas reformas a cual peor.

En esa situación invertir en futuro y dependiendo de lo fondo europeos puede ser un suicidio empresarial. A pesar de todo ello, ojala nos equivoquemos.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda