Torra pide una renta y la suspension de impuestos

29 de marzo de 2020

El presidente de la Generalitat, ha pedido este domingo al jefe del Ejecutivo, que implante una renta de ciudadanía para trabajadores y autónomos y que suspenda el pago de impuestos durante la pandemia de coronavirus.

Compartir en:

Estas son dos de las peticiones que ha planteado Torra en la reunión por videoconferencia de presidentes autonómicos que ha convocado Sánchez para informar de su decisión de paralizar toda la actividad no esencial en España para frenar los contagios por coronavirus. Torra ha aplaudido la adopción de esta medida, que hace días que reclama, y ha pedido que el endurecimiento del confinamiento se aplique de manera "estricta". Ha exigido asimismo un plan de medidas económicas para que sean las administraciones, y no empresas y trabajadores, quienes se endeuden, según han informado fuentes de la Oficina del President.
Torra ha insistido en que este plan "se tiene que hacer fácil y hacerlo ya", para que empresas y trabajadores tengan la seguridad de que no se tendrán que endeudar para afrontar esta situación de emergencia sanitaria, social y económica, sino que quien lo tendrán que asumir serán las administraciones.
En la reunión telemática, Torra ha planteado algunas de sus propuestas ante esta crisis, entre ellas establecer una renta de ciudadanía para trabajadores y autónomos y aumentar la liquidez de las empresas, especialmente de las pequeñas y medianas, que en Cataluña suponen el 95 % del tejido productivo.

En esta línea, ha planteado la suspensión del pago de impuestos, como el IVA, el IRPF y el de Sociedades, las cotizaciones a la Seguridad Social y el pago de las cuotas de autónomos, así como establecer una moratoria en el pago de créditos e hipotecas.
El presidente de la Generalitat también ha propuesto que se suspenda el pago de suministros básicos, que se amplíen las condiciones de fuerza mayor para que las empresas puedan acceder a los ERTE y eliminar el objetivo del déficit y el techo de gasto para permitir que las autonomías y los ayuntamientos se puedan endeudar para afrontar esta crisis.
Además, ha apuntado también en rueda de prensa la consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, más de 900 empresas catalanas trabajan para reorientar sus líneas de producción para ayudar a fabricar el material sanitario necesario para afrontar la crisis del coronavirus, como mascarillas, batas o gel desinfectante.
Medio millar de empresas ya están acreditadas para realizar el cambio de producción y han empezado a fabricar este material, muy demandado en los hospitales de toda España, saturados por el aluvión de pacientes con coronavirus.
Uno de los principales objetivos del Govern en esta crisis es evitar la saturación de las UCI, para lo que prepara hospitales de campaña en municipios como Barcelona, Sabadell o L'Hospitalet de Llobregat, donde recintos feriales o instalaciones deportivas se reconvertirán temporalmente en centros de atención a pacientes con COVID-19.

El Pabellón de deportes de la Vall d'Hebron ha comenzado a funcionar este domingo como extensión del Hospital Universitario Vall d'Hebron y acogerá en una primera fase a 22 pacientes de COVID-19, aunque el espacio podrá alojar, a mediados de la próxima semana, a un total de 132 enfermos, su capacidad máxima.
La consellera Alba Vergés también ha anunciado hoy que en los próximos días se habilitarán 668 camas para reforzar el Hospital Parc Taulí de Sabadell (Barcelona): 250 en el pabellón deportivo de la Pista Coberta, 223 en el propio centro hospitalario y 195 en un hotel.
Asimismo, la Fira de Barcelona, en su recinto de L'Hospitalet de Llobregat, acogerá un hospital temporal para enfermos con coronavirus que inicialmente tendrá 300 camas y al que se destinarán 615 profesionales sanitarios

Compartir en:

Crónica económica te recomienda