Esta semana reunión para abordar las diferencias en la coalición

01 de marzo de 2021

El presidente y el vicepresidente segundo del Gobierno,  tienen previsto reunirse esta semana para abordar las diferencias que existen actualmente en la coalición, aunque de momento no hay fecha definida para ello. Desde las dos alas del Ejecutivo recalcan que no existe riesgo de ruptura pese a los choques suscitados y las divergencias sobre el cumplimiento del pacto de gobierno.

Compartir en:

Los dos socios sí han mostrado unidad en lo relativo a la negociación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), al negarse a aceptar el veto planteado por el PP a las propuestas de los magistrados Victoria Rosell y José Ricardo de Prada como nuevos vocales del órgano de gobierno de los jueces. El propio Sánchez instó a los populares a rectificar en su postura y defendió, sin citar ningún nombre, el currículum de los juristas propuestos.
Precisamente el presidente del Gobierno aconsejó el pasado jueves a Unidas Podemos «bajar los decibelios» a la hora de afrontar las diferencias que mantienen ambos socios de coalición y ha animado a demostrar que el diálogo es la forma de fortalecer el Ejecutivo.

En este sentido, pidió «tranquilidad» y «sosiego» para desplegar las medidas previstas durante esta legislatura, mostrándose convencido de que habrá acuerdo en los proyectos de ley pendientes. Al respecto, desde la formación morada también quiere que se reduzca el ruido sobre esas discrepancias, pero siempre en base al cumplimiento del pacto suscrito al que se comprometió el PSOE.


Hace dos semanas ya transcendió que el debate sobre la Ley Trans que prepara el Ministerio de Igualdad se estaba enquistando en el seno del Gobierno de coalición con el malestar de Unidas Podemos, que acusó al PSOE de haber cruzado «líneas rojas» al «bloquear» la tramitación de esta norma. No es el único frente que tiene abierto el Ejecutivo de coalición, pues las diferencias respecto a la nueva Ley de Vivienda son también evidentes, con posiciones alejadas que hacen difícil un acuerdo inmediato. En ete contexto,  Iglesias, ha advertido al PSOE de que es un «error tensionar» el Ejecutivo al plantear en la nueva Ley de Vivienda que se pueda «traicionar la palabra dada» e «incumplir el acuerdo» para regular los precios del alquiler en mercados tensionados.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda