Ayuso presenta un plan de ayudas para los "excluidos" de Sánchez

17 de marzo de 2021

Díaz Ayuso inaugura la precampaña con medidas económicas en la Comunidad de Madrid. El gobierno que preside ha aprobado este miércoles un plan de ayudas directas para empresas y autónomos que irán de los 3.000 a los 200.000 euros.

Compartir en:

Un programa de respaldo financiero que se destinará a los sectores que se han quedado fuera de los 11.000 millones del 'rescate' que el Gobierno central aprobó el pasado viernes. Lo que beneficiará a ámbitos como el de las peluquerías, los talleres, las academias, las autoescuelas, las tiendas de muebles o las librerías. Y que sirve a Ayuso como su primera gran propuesta de cara a intentar conseguir la reelección en las elecciones autonómicas del 4 de mayo.

Según ha explicado la jefa del Ejecutivo madrileño, la decisión de llevar a cabo esta política es la de dar un balón de oxígeno a "quienes han sido excluidos por el Gobierno de España". Esto permitirá que los autónomos tengan acceso a un mínimo de 3.000 euros en compensación directa. Mientras que las cantidades más altas, como la de 200.000 euros, estará más centrada en las empresas con una mayor estructura y capacidad económica. El requisito para acceder a las ayudas será que estos negocios hayan sufrido una pérdida de su facturación de al menos el 30% con respecto a la que tenían antes de la pandemia.  

Ayuso ha utilizado su intervención para opinar sobre la reciente noticia del vicepresidente segundo quien ha informado que abandonará el Gobierno para ser candidato de Unidas Podemos en las elecciones de la Comunidad de Madrid que se celebrarán el próximo 4 de mayo, convirtiéndose así en uno de sus contrincantes a la presidencia. 
Los fondos de este paquete de ayudas saldrán de la caja propia de la Comunidad de Madrid. Por lo que no se utilizarán los fondos europeos para este cometido, como ha señalado el consejero de Hacienda, Fernández-Lasquetty. Lo que no ha aclarado este último es cuál será el montante total de este programa, ya que asegura que todavía no lo han calculado. Algo que justifica con que están a la espera de cómo será el diseño final del rescate del Gobierno central. El fin es que puedan centrar sus esfuerzos en los sectores que no salgan beneficiados por la medida impulsada por el Ministerio de Asuntos Económicos. "Será tanto como sea necesario para cubrir lo que ellos excluyan. Está claro que será importante. Lo definiremos en las próximas semanas", ha señalado Lasquetty.

"Hemos tenido que esperar más de tres semanas para poder aprobar estas medidas por el retraso del plan del Gobierno central. Lo que necesitamos ya es estabilidad y seguridad jurídica. Y ahora tomamos estas medidas tan importantes tras un largo trabajo", ha destacado Ayuso para defender este movimiento en medio de la precampaña para los comicios que se celebrarán en mes y medio. Un plan económico en el que también se han aprobado políticas de alivio para el sector del taxi. Lo que se concreta en una moratoria de dos años para aquellos que tengan que renovar sus vehículos debido a que estos tengan más de diez años de antigüedad. 

La decisión del Ejecutivo madrileño de poner sobre la mesa este respaldo para numerosos sectores es la respuesta a las reclamaciones que llevaban semanas haciendo los empresarios y los profesionales. Estos exigieron que se pusieran en marcha mecanismos que les facilitaran recibir una inyección pública que les facilitaran su viabilidad tras el duro golpe que han recibido a causa del coronavirus. La Comunidad no había dado el paso hasta ahora debido a que había incluido en su proyecto de Presupuestos para 2021 un plan de hasta 1.000 millones para acometer ese rescate de la actividad económica de la región. Un proyecto que fue diseñado por Ciudadanos, y que decayó tras la convocatoria electoral decidida por Ayuda y la posterior salida de los naranjas de su gobierno. 

El mundo de la empresa ya se había mostrado contrariado por esta ausencia de ayudas desde la Comunidad de Madrid. Hasta este miércoles, era una de las pocas autonomías que no había impulsado una estrategia de este tipo tras un año desde que se declaró al coronavirus como pandemia. Su decisión de mantener la hostelería abierta y no aplicar restricciones severas a otros sectores han sido las medidas diferenciales de Ayuso. Pero que aun así resultaron insuficientes para la economía madrileña. En los últimos días, numerosos sectores instaron a Ayuso y Lasquetty a que mantuvieran vivo ese plan diseñado por la Consejería de Economía que controlaba Ciudadanos, como ya informó este medio. La reacción ha sido la de aprobar estas ayudas de hasta 200.000 euros. Lo cual ha coincidido con la primera semana de una precampaña que está marcada por la candidatura de Pablo Iglesias. 


 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda