CEOE: "Lo que dice Trabajo, no es lo que nos está pidiendo Europa"

06 de abril de 2021

Garamendi advierte de que la patronal no va a entrar a negociar asuntos que estén fuera de la agenda de Bruselas: "Lo que nos plantea el Gobierno no tiene nada que ver con lo que pide Europa". Y es que, adelantándose a cualquier reunión, Trabajo ha filtrado un documento de trabajo que ignora las medidas contra la temporalidad que se exigen desde Bruselas, centrándose, esos si en aspectos de la agenda defendida por  de Unidas Podemos y los sindicatos.

Compartir en:



Ante ese intento de manipulación - prevalencia del convenio de sector sobre el de empresa en la fijación de los salarios o reforma de la subcontratación- , CEOE ha decidido posicionarse de forma explícita del lado de la agenda reformista que reclama Bruselas. Enm esa situación, Garamendi, ha aprovechado su intervención en la clausura de la Asamblea General de ATA para advertir a la ministra de Trabajo de que los empresarios van a sentarse en la mesa de negociación, pero que no están dispuestos a hablar sobre asuntos que no estén en la agenda de reformas que reclama la Comisión Europea. "Lo que nos están planteando es una contrarreforma laboral e incluso la reforma de aspectos que ni se incluían en la reforma laboral (aprobada en 2012 por el Gobierno del PP)", ha subrayado el líder empresarial. "Hay gente que dice que las ayudas europeas no tienen condicionalidad, pero lo que nos llega a nosotros desde Europa es que si no se da esa condicionalidad no va a llegar el dinero de los fondos europeos", ha alertado, en referencia al eventual retraso en abordar las reformas que exige la Comisión Europea.

En ese sentido, el presidente de CEOE ha asegurado que los empresarios sí están dispuestos a hablar sobre cómo abordar el problema de la dualidad del mercado de trabajo y a poner sobre la mesa de trabajo la reforma del actual menú de contratos de trabajo si es necesario, pero que "no vamos a negociar a cachitos, si hablamos tenemos que hablar de todo, no podemos hacernos trampas en esto".

La reaccion de Garamendi se produce días después de que el Ministerio de Trabajo remitiera a los agentes sociales un documento de cinco páginas a modo de propuesta para la "modernización de las relaciones laborales" en el que, básicamente, ponía el foco en dos aspectos de gran importancia para los sindicatos, que Unidas Podemos peleó para introducir también en el acuerdo de Gobierno con el PSOE: la prevalencia del convenio de sector sobre el de empresa, singularmente en la fijación de los conceptos salariales, y la reforma de la subcontratación, un aspecto tremendamente delicado para la CEOE ya que impacta sobre uno de los principales ámbitos de actividad de una parte no pequeña del tejido empresarial y sobre organizaciones con gran peso interno en la patronal. Más allá del contenido específico del documento, que el propio Ministerio de Trabajo definió como una aproximación inicial al debate, lo significativo es que el Ministerio de la ya vicepresidenta Díaz abogó por priorizar elementos de su agenda política frente a las reformas que reclama la Comisión Europea, que además ya ha dejado claro al Gobierno de España que le gustaría ver algún avance tanto en el ámbito laboral como en el de las pensiones antes del próximo verano. En el ámbito laboral, Bruselas siempre ha puesto el foco en el exceso de temporalidad y en el elevado paro juvenil.

La organización empresarial también alberga dudas respecto a la agilidad de las ayudas directas a las empresas. El presidente de ATA,  Amor, ha deslizado en su intervención en la Asamblea que no esperan empezar a recibir los 11.000 millones de euros reservados por el Gobierno para este fin "hasta bien entrado el verano". Desde CEOE se ha apelado a un cambio de relato para no hablar de ayudas sino de compensaciones, "ya que al fin y al nos hemos visto obligados a echar el cierre por las medidas dispuestas por el Gobierno y las comunidades autónomas". 
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda