Sánchez se mofa del DNI catalán

14 de abril de 2021

Ha sido en el turno de réplica del presidente del Gobierno cuando Pedro Sánchez ha arrancado algunas risas en el hemiciclo del Congreso a la hora de valorar la intervención de la diputada y portavoz de Junts Miriam Nogueras, que acusó al jefe del Ejecutivo de vender "humo" con su plan de recuperación. 

Compartir en:

Sánchez se refirió al llamado DNI catalán, el documento de identidad republicana promocionado por el Consell per la República que dirige Carles Puigdemont, del que vino a decir que no sirve para nada pero cuesta 9 euros. El presidente optó por replicar con “sarcasmo” a la crítica de la diputada cuando trató de minusvalorar las medidas del Gobierno frente a la crisis del coronavirus. Tras responder que precisamente la política que llevan a cabo los independentistas es la “simbólica” y “sin utilidad real”, aseguró que el mejor ejemplo es ese DNI catalán. “Anuncian un DNI catalán que no sirve para ningún trámite, pero cuesta 9 euros a quien se lo quiera hacer. Eso sí que es una política de utilidad real para su partido”, arremetió.

Sánchez se refería así al plan para una suerte de identidad digital que la entidad privada que dirige Puigdemont desde Bruselas entregará a sus 93.000 afiliados y que les permitirá “votar y participar como ciudadanos en el registro republicano del Consell” y aportará otros beneficios “de consumo estratégico, entidades sociales, medios y clubs…”, tal y como señalaron los impulsores.

Se trata de una identificación que no permite “a corto plazo” hacer trámites ante la Generalitat porque, precisa “la administración de la Generalitat sigue siendo autonómica”, pero que forma parte de la “preparación de estructuras para el futuro” y “permitirá hacer trámites que el Estado no controlará (o desconocerá)”.

El Consell informó hace unos días que el título acreditativo, con un soporte digital y otro físico en unas tarjetas de bambú “para respetar el medio ambiente”, costará entre 6 y 12 euros, en función del soporte utilizado. Nogueras no hizo mención alguna a esta identificación y en su intervención en el Congreso se centró en acusar a Sánchez de vender "humo" y reprocharle que sus políticas no sólo acaban destinando las ayudas a las grandes empresas, y no a las pequeñas, sino que dejan a Catalunya sólo con "un 8 o un 9%" de las ayudas de 11.000 millones de euros cuando “le correspondería un 20%”, ha asegurado.
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda