CEOE le complica la estrategia a Diaz

22 de abril de 2021

Los empresarios cuestionan que las reformas planteadas por Díaz se alejan de las recomendaciones de Bruselas y defienden que la UE ha puesto en valor la reforma laboral de 2012, así como la necesidad de dotar de herramientas de flexibilidad interna y adaptabilidad a las empresas, en la dirección contraria de las reformas planteadas.

Compartir en:

La CEOE ha marcado aquí su línea roja: solo negociarán reformas dirigidas a eliminar las patologías del mercado laboral español, como las altas tasas de desempleo estructural, de larga duración y paro juvenil o la excesiva temporalidad, y a fomentar la flexibilidad del tiempo de trabajo. Aunque es cierto que todas ellas han sido incluidas en el Plan de Recuperación que se someterá al examen de la Comisión Europea, ninguna aparece en el primer borrador que Trabajo ha puesto sobre la mesa de diálogo social, en lo que ha bautizado como "propuesta de modernización de las relaciones laborales". El punto de partida, por tanto, dibuja un escenario de difícil acuerdo en un futuro próximo, lo que complica a su vez las negociaciones con la UE.

En el texto del Plan de Recuperación, no obstante, el Ejecutivo salva este obstáculo al establecer que los dos enfoques de reformas -el planteamiento de Bruselas, que defiende Calviño, y las modificaciones del marco de relaciones laborales, que impulsa Díaz- se negociarán con los agentes sociales "en paralelo". Lo "más urgente", dice el documento, es asegurar la empleabilidad de los colectivos más afectados por la pandemia y reducir el paro (especialmente el juvenil), modernizando el SEPE y manteniendo un modelo "transitorio" de ERTE hasta finales de año que impulse la reincorporación de trabajadores. A la vez, se negociarán las reformas "de mayor calado", a saber: la simplificación de contratos, el nuevo mecanismo de ERTE, la modernización de la negociación colectiva, la regulación de las subcontratas y la revisión de bonificaciones.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda