Sánchez, Iglesias y Abascal

25 de abril de 2021

Compartir en:

Sánchez llama a "frenar la amenaza extremista de la ultraderecha"
El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha pedido este domingo el voto para "frenar la amenaza extremista de la ultraderecha" que representa Vox y ha responsabilizado a esta formación de provocar con su "discurso de odio" hechos como la cartas con balas recibidas por el ministro del Interior, Grande-Marlaska, el líder de Podemos, Iglesias, y la directora de la Guardia Civil, Gámez. 
"Vox es una amenaza para la democracia", ha sentenciado Sánchez en el mitin de ecuador de la campaña de las elecciones autonómicas de Madrid que ha celebrado el PSOE en Getafe, en el que ha arropado al candidato socialista, Ángel Gabilondo, y en el que ha alertado de que el PP pretende gobernar con Vox. Un mitin en el que el PSOE ha estrenado ya en su cartelería el nuevo lema que ha lanzado para la recta final de la campaña, 'No es sólo Madrid, es la democracia', con el objetivo de movilizar al voto de izquierdas frente a la amenaza del "fascismo".
El presidente del Gobierno y líder del PSOE ha centrado gran parte de su intervención en denunciar esas amenazas sufridas por Grande-Marlaska, Iglesias y Gámez, y en pedir el voto para evitar que esto se siga "normalizando", y Vox pueda llegar al Gobierno de Madrid de la mano del PP y su candidata Isabel Díaz Ayuso.
Iglesias acusa a "los equidistantes" de traición
Por su parte, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, acusó este domingo a "los equidistantes" entre su partido y Vox de que "cada vez que manejan esas posiciones vergonzantes están insultando a las madres y los padres de todas las democracias europeas", pues éstas nacieron de la lucha contra el fascismo. 
Lo hizo en un acto de campaña en Collado Villalba. La Revolución de los Claveles también estuvo presente en muchos de los discursos de los intervinientes, todos ellos exhibieron claveles rojos al grito de 'Sí se puede' al inicio del acto, y al final del mismo volvió a sonar, por primera vez desde la campaña de las generales de noviembre de 2019, el 'Bella Ciao', célebre himno de los partisanos italianos contra Mussolini.
Iglesias comenzó proclamando que el 25 de abril es "un día de orgullo" y que revela que "en el ADN de las democracias europeas está el antifascismo". Sin embargo, a partir de esta frase habitual en sus discursos, hoy dio un paso más al subrayar que esta genealogía debe recordar a "los equidistantes", a los que dicen que "ni fascismo ni antifascismo", que "cada vez que manejan esas posiciones vergonzantes, están insultando a las madres y los padres de todas las democracias europeas".
Abascal acusa a la izquierda de tener una "doble vara de medir" 
El líder de Vox, también estuvo presente hoy en la campaña madrileña y criticó la "doble vara de medir" que supone que la violencia contra su partido sea justificada y que la izquierda no la condene de la misma forma que las cartas amenazantes. 
Abascal hizo esta afirmación en la plaza de la Paloma de Alcalá de Henares, donde esta mañana dio un mitin junto a la cabeza de lista de su formación para las elecciones madrileñas del 4 de mayo, Rocío Monasterio. Durante este acto, que reunió a cerca de mil personas, Abascal criticó que el Gobierno y los partidos de la izquierda se estén rasgando la vestiduras por las cartas amenazantes con balas recibidas por Iglesias, Marlaska y Gámez, pero no haya dicho nada de que este sábado en Sangenjo (Pontevedra) varios militantes de Vox fueron amenazados de muerte cuando informaban a los ciudadanos sobre su fuerza política. El líder de Vox afirmó que sus compañeros gallegos "fueron agredidos y amenazados de muerte" sin que muchos lo hayan condenado, algo que atribuyó a que "hay una doble vara de medir en la política y en la prensa en España", que permite "que la izquierda lo pueda hacer todo y que la derecha no pueda ni siquiera defender las libertades·.
Al mismo tiempo, Abascal se refirió al hecho de que el PSOE presentase este sábado como reclamo de su campaña para el 4-M al presentador televisivo Jorge Javier Vázquez. En este sentido, atribuyó el fichaje del "pequeño dictador televisivo" a que los socialistas quieren darle un "poquito de histeria a la campaña". Sin embargo, afirmó que Vázquez e Iglesias son sólo "tontos útiles" del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien se sirve de ambos para su estrategia de mantenerse en La Moncloa e intentar hacerse con el poder en la Comunidad de Madrid. También acusó al jefe del Ejecutivo de ser el "responsable último" de la violencia que se ejerce contra Vox.

Por su parte, Monasterio volvió a defender su actuación de este viernes durante el debate electoral en la Cadena Ser, que Iglesias abandonó porque la candidata de Vox dudó de la carta con balas recibida por el líder de la formación morada. En concreto, se refirió a que su partido no se cree "nada" que venga del Gabinete de Sánchez. A este respecto, la cabeza de lista de Vox apuntó que muchos madrileños están "hartos de los machos alfa" como Iglesias, de quien dijo que se marchó "a gritos" del debate, porque, a su juicio, los dirigentes de izquierda huyen "como corderillos degollados por el pasillo y mirando al suelo" cuando "les dicen las verdades".
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda