Diaz Ayuso espera poder gobernar en solitario

27 de abril de 2021

La presidenta de la Comunidad de Madrid y candidata del PP a las elecciones del 4M, Díaz Ayuso, ha reiterado este martes su intención de gobernar en solitario y "no necesitar" ni a Vox ni a Ciudadanos a partir del 4 de mayo, salvo en "en determinados momentos". Ayuso ha recalcado que "en muchas ocasiones difiere de ellos", por lo que prefiere gobernar en "soledad", pero sobre todo "en libertad".

Compartir en:

En una entrevista en RNE, la líder ‘popular’ ha recalcado que Madrid "está saliendo adelante y va mejor" desde su llegada al Ejecutivo hace dos años, donde gobernaba en coalición con Ciudadanos y con los apoyos puntuales de Vox, por lo que no cree que exista "ningún problema" con la formación que lidera Rocío Monasterio. No obstante, ha dicho que aspira a "no necesitar" su apoyo: "Ahora quiero gobernar en soledad, pero sobre todo en libertad, porque necesito un proyecto donde cabeza y corazón vayan en la misma dirección", ha dicho, aunque no descarta apoyos puntuales.
Ayuso continúa liderando todas las encuestas, aunque aún se sitúa lejos de la mayoría absoluta necesaria para gobernar (69 escaños). De cumplirse los pronósticos, necesitaría el apoyo de Vox para formar gobierno, ya que los sondeos apuntan a que Ciudadanos no obtendrá el 5 % de los votos necesarios para entrar en la Asamblea de Madrid.
 

A la formación que lidera Inés Arrimadas les ha "agradecido el tiempo juntos" y se ha mostrado dispuesta a incorporar a algunos de los anteriores consejeros ‘naranjas’, como Marta Rivera, en su futuro gobierno. Eso sí, todos bajo “una misma dirección”. “He conocido a gente muy buena y sí me gustaría contar con ellos. Hay que poner a los mejores al frente, no solo a tu partido”, ha destacado, comprometiéndose a reducir el número de consejerías de 13 a 10.

La candidata 'popular' se ha mostrado muy crítica con el PSOE y con su líder en Madrid, Ángel Gabilondo. A su juicio, los socialistas "están usando a Vox" para "desgastar" al PP, cuando ella repite una y otra vez que quiere ser "libre y que no tendría que pactar con ellos" si cuenta con una amplía mayoría. "El tema es que la obsesión no puede ser el partido minoritario. La obsesión es que al partido mayoritario hay que intentar desgastarlo con estas supuestas alianzas", ha aseverado.
De esta manera, ha instado a los socialistas a que apoyen su proyecto tras los comicios del 4M si lo que buscan es que Vox no llegue a las instituciones. "Si es verdad que no quieren que esté Vox que me apoyen a mí. Ya está. Solucionado", ha enfatizado.

La presidenta ha asegurado que, de necesitarlo, no pedirá el apoyo a los socialistas para evitar a Vox, ya que a su juicio la formación de Ángel Gabilondo “está siendo un auténtico desastre” y ella “con el desastre no pacta”. De hecho, ha incidido en que el partido ahora mismo hay personas que son capaces de "darle alas al nacionalismo en Cataluña, que lo único que está creando es ciudadanos de primera y de segunda y un éxodo masivo de Ciudadanos y empresas", y que le da Prisiones al País Vasco, "para que sigan con sus planes". “¿Con ese PSOE dónde vamos a ir? Yo, a ningún lado?", ha zanjado.
Además, ha culpado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de "inmiscuirse en la campaña" y "destrozar" a su candidato, en referencia a Gabilondo. "Le ha convertido en un títere", ha dicho, a la vez que ha culpado al PSOE y al resto de partidos de la izquierda del clima que se ha formado tras el envío de cartas con amenazas a varios responsables públicos, entre ellos el candidato Pablo Iglesias. A su juicio, Sánchez debería unir y solo divide a las comunidades. “El mayor, el padre, debe buscar la unión con los hijos y en lugar de esto, él divide. No hay nadie al volante. Menos mal que existen las comunidades”, ha sentenciado.
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda