ELECCIONES MADRID

Diaz Ayuso: el enemigo de Madrid son Sanchez y su política

29 de abril de 2021

A cinco días de las elecciones autonómicas en la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la región y candidata del PP a la reelección, ha pasado por los micrófonos de ´Herrera en COPE´. 

Compartir en:

A pesar de su política de minimizar las restricciones a causa del coronavirus, Ayuso ha reconocido que habrá que seguir asumiendo algunas limitaciones en los próximos meses: "Mientras el virus siga entre nosotros seguiremos con estas soluciones intermedias y algunas restricciones, muy a nuestro pesar, aunque no nos gusten. Si cuando decaiga el estado de alarma todo el mundo puede hacer fiestas en casas, para qué vamos a tener la economía y los bares cerrados. Yo prefiero que la gente esté en una terraza que en una casa sin mascarillas. El Gobierno está apurando los tiempos para, como siempre, obligarnos a los demás a asumir sus decisiones malogradas".
Ayuso ha querido restar importancia a la polémica por el envío de sobres con balas dentro, algo de lo que ella también ha sido víctima: "Voy a pedir que si me mandan algo que me manden lomo embuchado, tomate...Tengo entendido que a Iglesias le van a mandar una Constitución. Hay un mal perder por parte de una parte de la izquierda e intentan mover el espantajo de Vox para intentar desgastarme a mí. En la calle les puedo asegurar que la gente está contenta, alegre...Y la gente está deseando votar. Votar en persona y votar por correo también, que es muy seguro".

Ayuso ha criticado también el doble rasero de la izquierda, que critica a los que hacen lo mismo que ellos: "Veo mucha hipocresía por parte de los que niegan la educación concertada y luego llevan a sus hijos a la educación privada, viven en barrios que no son los que dicen representar e intentan tutelar a las mujeres. Me importa más la opinión de la gente y no la superioridad moral pretendida de parte de la izquierda, que siempre me ha dado igual".
La presidenta de la Comunidad de Madrid no quiere vender la piel del oso antes de cazarlo y no ha querido pronunciarse sobre si una victoria del PP en Madrid significaría el principio del cambio en España: "No es momento de hablar de una campaña electoral nacional. Tenemos que ver qué vota la población madrileña y a partir de ahí ir con mucha humildad. Yo aspiro a tener mi propio programa, mi propio proyecto".

Ayuso ha rechazado cualquier tipo de cordón sanitario a Vox, al que considera menos responsable de la violencia que a otros partidos: "No voy a ser equidistante y nosotros hemos gobernado gracias a Vox, por mucho que ahora diga Ciudadanos. El problema para Madrid y para España es Sánchez. Un gobierno ausente, que no gestiona y que está promoviendo la desmembración de España".
Para la presidenta de Madrid, la mal llamada 'armonización fiscal' es un ataque más del Gobierno contra los madrileños: "Es curioso que le quieren dar más independencia a País Vasco y Cataluña y menos a Madrid que es una comunidad solidaria. Nos veremos en todos los tribunales si intentan subirnos los impuestos y no bajárselos a los empresarios asturianos o a los jóvenes valencianos. Saquen las manos de los bolsillos de los autónomos. Si no, el capital se irá a Portugal, que es donde el gobierno socialdemócrata ha bajado los impuestos".
A pesar de la difícil situación económica, Ayuso es optimista con lo que sucederá en los próximos dos años: "Lo más difícil ha sido la pandemia, el haber gestionado tanta muerte y tanto dolor. Lo que viene ahora lo tengo claro, aliviar la presión burocrática, acompañar a los mayores, ayudar a los jóvenes. Y Madrid seguirá creciendo, aunque traten de impedirlo aquellos que intentan boicotear el hospital Zendal con pacientes dentro".
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda