Alvarez de Toledo: a quinen se va a indultar es a Sanchez mismo

10 de junio de 2021

El próximo domingo 13 de junio hay convocada una manifestación en la Plaza de Colón de Madrid para negarse a los "posibles" indultos del Gobierno a los políticos secesionista condenados por el procés. 

Compartir en:

Una manifestación a la que acudirá el Partido Popular, estará presente su presidente, Pablo Casado, entre otros miembros del principal partido de la oposición como Álvarez de Toledo. El último argumento del Gobierno para referirse a los "presumibles" indultos a los secesionistas catalanes, es "la magnanimidad", a lo que la diputada del Partido Popular por Barcelona Cayetana Álvarez de Toledo afirma que ella es "magnánima con los constitucionalistas de Cataluña que han sido abandonados durante 40 años, muchos derechos de soberanía han sido pisoteados. Lo que pide Sánchez es que le indultemos a él, pero cometeríamos un delito de lesa democracia. Él habla de utilidad pública de estos indultos, pero es una utilidad estrictamente privada y personal y por ello hay que negarse de manera rotunda".
"El mayor aliado del separatismo y la izquierda es precisamente la resignación de la España constitucionalista" afirma la política que por ello pide que el domingo los ciudadanos acudan a la Plaza de Colón de Madrid para oponerse a los indultos a los secesionistas catalanes.

La que fuera portavoz del PP en el Congreso de los Diputados Cayetana Álvarez de Toledo recuerda que las manifestaciones del 8 de octubre de 2017 tras el 1-O, "la impresionante manifestación pudo suponer el gran punto de inflexión y la derrota del separatismo que ahora Sánchez pretende hurtar, la victoria, a los constitucionalistas y regalar a los golpistas una victoria. De hecho, creo que nos manifestamos demasiado tarde en Cataluña. Esa gran manifestación fue la primera en 40 años y les dejamos las calles a los nacionalistas, se subrayó una especie perversa que sinécdoque que decía que todo catalán es nacionalista por definición y eso era falso. Y eso era en parte porque no nos manifestamos, no salimos a la calle y no permitimos ver a la otra mitad”.
Por eso, explica “es muy importante salir a la calle que se visualice que hay mucha gente en este país de izquierda, de derecha, de centro, liberales, conservadores, incluso algún progresista que consideran que estos indultos son un atropello a la igualdad de los españoles y que lo único que hacen es condenar a Cataluña a seguir en el bucle identitario. Estos indultos son una condena, no solo para la mitad constitucionalista, sino para toda Cataluña que va a seguir en un proceso de decadencia, inmersa en el bucle identitario sin poder salir".

"Estamos ante dos tahúres que están jugando a las cartas contra el orden democrático y constitucional. Se necesitan mutuamente. Junqueras le ofrece a Sánchez tiempo, le dice te doy dos años y poder para que repartas los Fondos Europeos a ver si recuperas apoyo electoral y Sánchez le ofrece a Junqueras impunidad y un salvoconducto para mantener vivo el proceso. Un proceso distinto, pero un proceso vivo. Y en eso estamos entre el juego de dos tahúres y ya veremos en que se resuelve, pero más allá de especular de lo que pueda suceder, lo que sí sabemos es que estas decisiones se toman a costa de la fortaleza del orden democrático y constitucional, a costa del constitucionalismo de Cataluña que sí cumplen la ley, que sí son tolerantes, que sí aceptan el pluralismo político y que no empapelan las calles de lazos amarillos ni pretenden echar a sus vecinos y convertirlos en extranjeros. Esa gente es marginada, arrinconada a costa de la propia posibilidad que pueda tener Cataluña de salir de su decadencia".

Compartir en:

Crónica económica te recomienda