Casado monta un ´sanedrín económico´ con Elvira Rodríguez como jefa 

08 de julio de 2021

Casado ha dado un vuelco a su equipo de asesores económicos externos. El líder del PP ha incorporado a nuevos perfiles para impulsar una segunda parte de la legislatura en la que la economía, con la recuperación y los fondos europeos en juego, va a ser protagonista de buena parte del debate político. 

Compartir en:

De forma paralela, el presidente popular ha reforzado a Elvira Rodríguez, la jefa de filas de este 'sanedrín' que ya está colaborando en la elaboración de estrategias y documentos para la cúpula del partido. Génova empieza a encender los motores de cara al mes de septiembre.

Con Rodríguez coordinando este equipo económico externo -Casado confirmó este mismo martes a la vicesecretaria de Sectorial del PP, a la que definió como "Mrs Maastricht", y agradeció especialmente su trabajo- los nombres son una mezcla de viejos conocidos de la política y la empresa española y nuevos rostros en los que el presidente del PP está confiando. Una de esas nuevas incorporaciones es la de José Abad, que actualmente trabaja en el FMI y que desde hace apenas dos meses ha sido nombrado consejero de Red Eléctrica. Antes ejerció su actividad profesional en Goldman Sachs, en la City londinense. Abad es un hombre en ascenso en el área económica del PP, afirman fuentes de la dirección nacional.

En el PP se sienten especialmente orgullosos por poder contar para determinados actos y movimientos con Jaime Caruana, expresidente del Banco de España y del Banco Internacional de Pagos que hasta no se había mojado de esta forma con los populares. Esta semana ha participado en el Curso de Verano de Génova en El Escorial. También está colaborando con la dirección del PP, de forma externa, el presidente de Renault España, José Vicente de los Mozos, y el exministro de Ciencia y Tecnología, Juan Costa. 
De este 'sanedrín' económico también forman parte nombres como Daniel Lacalle, el histórico asesor del ramo de Casado, los exministros Luis de Guindos, actual vicepresidente del Banco Central Europeo; su sucesor en Economía, Román Escolano; y la extitular de empleo, Fátima Báñez, actualmente responsable de la Fundación CEOE. Casado sigue sin contar con otros nombres como el del exresponsable de Hacienda, Cristóbal Montoro.

Otros nombres económicos cercanos al entorno de Casado son el expresidente de Endesa, Manuel Pizarro; el exsecretario general de Presidencia y actual secretario general y del Consejo del Banco Santander, Jaime Pérez Renovales; el del exsecretario de Estado de Empleo y actual socio responsable de EY Insights, Juan Pablo Riesgo; y el del expresidnete de Aena, Jaime García-Legaz. Sin olvidar, por supuesto, a José María Rotellar, al que el líder de los populares recurre con frecuencia.
Con este equipo el PP caliente la Convención de octubre, un cónclave que servirá para conocer cuál es el proyecto de Casado y la dirección nacional para intentar recuperar el Gobierno en 2023. Elvira Rodríguez coordinará el área económica de ese evento donde Génova quiere relanzar un proyecto "liberal" en los económico. Todos los puentes con el Ejecutivo de coalición para intentar pactar las reformas que vienen se encuentran rotos.

Hay que recordar, además, que el PP ha puesto en marcha un programa informático, una especie de cuadro de mandos, para que los cargos del partido implicados en el área económica dispongan de información de primera mano sobre las decisiones que va tomando el Gobierno en el reparto de los fondos europeos y puedan poner en marcha esa labor de control político. Se trata de una herramienta o plataforma con información sobre los 30 componentes de los que consta el Programa de Recuperación, sobre los documentos que va repartiendo el Ministerio de Hacienda a las Comunidades Autónomas en las Conferencias Sectoriales, sobre los PERTE, las manifestaciones de interés, los contratos públicos que se van licitando... El programa contendrá datos de múltiples fuentes, al estilo de una plataforma de 'big data', de modo que saltarán alertas cuando un programa o una inversión no se ajuste a lo que ha comprometido el Gobierno.


 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda