CCOO y UGT esperan otro acuerdo para avanzar

24 de agosto de 2021

Las organizaciones sindicales CCOO y UGT han celebrado la aprobación del proyecto de ley con las primeras medidas dirigidas a reformar el sistema público de pensiones, que esperan continuar con un nuevo acuerdo con el Gobierno y las patronales CEOE y Cepyme.

Compartir en:

Entre las materias pendientes por regular, y sobre la cual la propia reforma ha anticipado su negociación, se encuentra la del nuevo mecanismo de equidad intergeneracional, sobre el cual los sindicatos esperan "una definición adecuada y no restrictiva" y "bien distinta de la que tenía el derogado factor de sostenibilidad". En un comunicado conjunto, estas organizaciones han celebrado la aprobación de dicho proyecto en el Consejo de Ministros como "un paso más que debe concretar la recuperación de la concertación política y social en materia de pensiones"."Es un avance importante, que debe ir seguido de un nuevo acuerdo que aborde los asuntos pendientes en esta primera fase de la negociación, garantizando la suficiencia y mejora de las pensiones con su necesaria sostenibilidad, en el marco de un amplio consenso político y social".

La reforma se halla auspiciada por el pacto suscrito el pasado 1 de julio con sindicatos y patronales, a partir de las nuevas recomendaciones del Pacto de Toledo aprobadas por el Congreso que, según han recordado las centrales sindicales, habían sido respaldadas en la Cámara Baja "por amplia mayoría"."Ahora corresponde que, en coherencia con ello, esa mayoría de, al menos un 75%, con solo dos votos en contra, se debata y se tramite el proyecto de ley que concretará el acuerdo alcanzado", han reiterado.
UGT y CCOO han destacado la importancia del acuerdo, el cual derogaba la reforma de pensiones de 2013, garantizaba el poder adquisitivo de todas las pensiones de Seguridad Social y clases pasivas y que apostaba por una mejora en la gestión al tiempo que establecía importantes compromisos de financiación presupuestaria de la Seguridad Social, dejando de financiar con cotizaciones políticas de empleo, apoyo sectorial, igualdad, entre otras que se constituyen como interés general.

El pacto, según los sindicatos, reconoce asimismo nuevos derechos en Seguridad Social a jóvenes, parejas de hecho, trabajadores del campo, cuidadoras de personas dependientes; mejora de manera generalizada los coeficientes reductores de quienes se han visto obligados o han elegido acceder de manera anticipada al subsidio, favoreciendo, por esa vía de mejora de prestaciones, acercar la edad efectiva de jubilación a la edad ordinaria en cada caso. Tras una "primera fase de la negociación compleja y difícil", estas organizaciones esperan "un nuevo acuerdo en las cuestiones que han quedado pendientes para los próximos meses", se refieren a "la mejora estructural de ingresos de la Seguridad Social" y garantizar "de forma equilibrada, la suficiencia y mejora de las pensiones con su necesaria sostenibilidad, en el marco de un amplio consenso político y social".
Puesto que, de forma simultánea a la tramitación de esta primera pata de la reforma en las Cortes, patronales y sindicatos deben concretar algunos contenidos del acuerdo que precisan desarrollo específico y negociar otros pospuestos.

En el primer caso se encuentran la cotización por ingresos reales del trabajo autónomo, con mejoras en la protección social y un nuevo sistema de cotización y negociar, mientras que en el segundo el aumento de pensiones mínimas y de las bases máximas de valoración, y "una definición adecuada y no restrictiva del nuevo mecanismo de equidad intergeneracional, bien distinta de la que tenía el derogado factor de sostenibilidad".

Compartir en:

Crónica económica te recomienda