Podemos registra su ley para crear una empresa pública de energía

02 de septiembre de 2021

Tras la negativa de Pedro Sánchez para intervenir los precios como demandaban Podemos y después de avisar que todas las actuaciones del Gobierno se realizarían "dentro del marco regulatorio europeo", el grupo parlamentario de Unidas Podemos ha utilizado su cupo de iniciativas registrando una proposición de ley para crear una empresa pública de energía.

Compartir en:


La iniciativa pretende regular "la extinción del derecho al uso privativo de las aguas mediante la concesión del dominio público hidráulico para el uso industrial de producción de energía eléctrica y la asunción de las plantas hidroeléctricas por la entidad pública empresarial 'Producción Energética Española'", según recoge el texto remitido a la Mesa del Congreso para su calificación. Uno de los principales objetivos es que esta empresa se ocupe de implementar una rebaja en la factura de la luz y trabajar de forma coordinada con las empresas públicas municipales ya creadas o que se puedan crear en el futuro para la comercialización y la gestión de su propia energía.

Esta empresa llevaría también a cabo la creación de nuevas instalaciones de energías renovables y, según sostiene el socio minoritario del Gobierno, sería "un agente esencial a la hora de alcanzar los objetivos planteados en el horizonte verde empujando hacia la transformación del mercado eléctrico". Desde Unidas Podemos defienden la creación de una empresa pública de energía como una medida estructural a medio plazo y que complementaría la propuesta para poner un precio fijo al megavatio nuclear y un precio máximo al megavatio hidroeléctrico para bajar la factura de la luz. Según se explica en la exposición de motivos de la ley, que no saldrá adelante sin el respaldo del PSOE, "el mercado eléctrico de España es el segundo más privatizado de toda la OCDE, solo por detrás de Portugal, puesto que la energía eléctrica producida por el sector público supone solo el cinco por ciento del total". En este contexto, se justifica que la creación de la empresa pública de energía "tratará de revertir esta situación, y, asimismo, supone alinearnos con los países de nuestro entorno en los que ya existe participación pública en empresas energéticas como en Francia, Italia, Suiza, Austria, Holanda o Finlandia".

Fuentes del partido sostienen que esta iniciativa se ajustaría al marco regulatorio europeo, al seguir la estela de otros países, la línea roja marcada por el presidente del Gobierno durante su discurso para inaugurar el actual curso político. 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda